martes, 10 de junio de 2014

LOS HAMSTERS Y OTRAS MANERAS DE REÍRSE DE UNO MISMO


Por Ilse Sotelo
México (Aunam). ¿Quién no le ha ocultado algo a su familia simplemente por evitar problemas? Gilberto González plasma en su ópera prima, Los Hamsters, la relación de cuatro integrantes de una familia (como todas) “disfuncional”. Con humor fino, sin pretensiones y ligera se presentó en Distrital cine y otros mundos dentro de los Estrenos Mexicanos, que esta mañana resultó ganadora del premio Arca a la mejor opera prima.

El argumento se desarrolla en un día en la ciudad de Tijuana.

Rodolfo (Angel Norzagaray) es el padre de familia que no tiene trabajo y pasa los días en una cafetería y buscando trabajo ligeramente. Beatriz (Gisela Madrigal), la madre, pasa el día en su casa y en el gimnasio donde un joven y apuesto entrenador la seduce. Jessica (Montserrat Minor) es la hija adolescente que está explorando su sexualidad y descubriendo el mundo. Juan(Hoze Melendez), el hijo, de buen corazón pero sin muchas metas, afronta ilusionado la noticia de que será padre.

Con un equipo de producción casi novato, Gilberto González logra realizar una obra de muy buena calidad. Aprovecha las cotidianeidades de la vida para darles un toque cómico, sin juzgar ningún acto. Plantea una familia que como muchas, evita comentar lo que sucede en sus vidas para no perder el equilibrio de bienestar, lo que algunos en la realidad tener una “doble moral”.



Los Hamsters es la muestra de que no se necesita ser evidente en los diálogos, o plantear situaciones triviales para que el público se sienta identificado y pueda reírse un poco de la idiosincrasia mexicana. La fotografía es un elemento resaltable que aprovechó cada elemento del diseño de arte para que ambos plasmaran una armonía argumental. La fotografía fue realizada por Juan Pablo Ramírez, único miembro del equipo que ya había realizado un largometraje.

Sin duda se trata de uno de los directores jóvenes mexicanos que recuerda que hacer cine no es un acto de pretensión intelectual-conceptual, que la vida tiene cosas tan triviales y contradictorias que a veces nos tomamos muy en serio y por eso nos complicamos nosotros mismo pero en realidad son situaciones muy cómicas dignas de ser retomadas en pantalla grande y uno de los directores que me recuerda que el cine mexicano tiene aún futuro.






Bookmark and Share

0 comentarios: