lunes, 2 de diciembre de 2013

CAROLA GARCÍA: ACADÉMICA-INVESTIGADORA, POR UNA PUBLICIDAD RESPONSABLE

Por Javier Gallardo

México (Aunam). Originaria de la Ciudad de México, pero cobijada durante su infancia y pubertad por el estado de Puebla, Carola Isabel García Calderón tiene una trayectoria repleta de metas alcanzadas. Sus medallas se erigen sobre la sólida base llamada ética profesional.

Su línea principal de investigación, la publicidad, es sólo uno de los caminos que ha seguido la autora de El comportamiento de los medios de comunicación.

Para ella, la profesión requiere de una estructura ética que la respalde. Por eso sus aportes al plan de estudios de la carrera Ciencias de la Comunicación mantienen relación entre contenidos teóricos, prácticos y humanísticos.

Crítica a las revistas femeninas

Después de varios intentos fallidos por encontrarla, el día de la charla llegó. La doctora nos recibió, a mi compañera María Fernanda Lara y a mí, en su cubículo, ubicado en el primer piso del edificio “G” de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), al fondo de un largo pasillo y alejado del ruido que emanan las instalaciones día tras día.

-A ver, cuando quieran ir preguntando. Yo les escucho y les contesto –nos dijo, mientras no soltaba de su mano una pluma con la que firmaba a gran velocidad algunos documentos.

El lugar es amplio: aproximadamente 16 metros cuadrados. En el fondo, tras la silla de la profesora, una serie de libros ordenados de forma horizontal; sobre la mesa, dos textos más con formato de tesis.

Su mirada se mantenía en los papeles donde imprimía la rúbrica. Estábamos enfrente de ella. Esperamos a que volteara la vista hacia nosotros.

-Sabemos que tiene algunas publicaciones sobre mujer en la publicidad, que es utilizada como un estereotipo. ¿Por qué realizó este tipo de publicaciones?

-Estaba en una época en la que era muy clara la imagen que estaban planteando las revistas femeninas. Por otro lado, el surgimiento de algunas publicaciones feministas y el progreso que iban teniendo organizaciones en temas relacionados con la mujer, me dieron oportunidad para hacer una crítica a las revistas femeninas.

El carácter de la entrevistada giró a un tono amable durante los primeros minutos de la plática. La seriedad con la que comenzó se difuminó al paso de las palabras. Nos detalló cada respuesta, recordando de manera excepcional los datos más específicos, nombres y fechas.

“Mi mayor aporte a la carrera fue promover y organizar la opción terminal en Publicidad”

Carola García tiene dos hijos: el mayor, de 22 años, estudia Derecho en la UNAM; el segundo, que cuenta con 17 años, asiste a la Escuela Nacional Preparatoria Número 6. Está casada desde hace 24 años con Leonardo Figueiras Tapia, también académico de la FCPyS.

Creció en Tehuacán, Puebla, donde realizó sus estudios de primaria, secundaria y preparatoria. Posteriormente regresó a la Ciudad de México para hacer su licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva, de la cual egresó en 1979.

En 1981 hizo una especialización académica en Televisión Educativa y Cultural, en el Instituto Nacional en Audiovisual de París, Francia. En 1986 obtuvo la maestría en Ciencias de la Comunicación y en 1996 el grado de doctora en Sociología por la FCPyS.

-Regresando a su vida en la FCPyS: ¿cómo y cuándo surgió la idea de crear una opción terminal en Publicidad?

- En los ochenta yo daba Teoría de la Publicidad, y con esa sola materia, en la que se enseñaban los fundamentos, hubo egresados que empezaban a trabajar en agencias y les iba bien porque llevaban nociones. Una década después, en los noventa, ya había un fuerte interés de los estudiantes por la publicidad. Entonces, había que pensar en esa opción.

-¿Cuáles deberían ser las características de esa opción?

-No debería ser como la enseñan en la “Ibero” o en la Universidad de la Publicidad, que es “mucho hacer”. Pensando que es la UNAM, los alumnos deberían tener una sólida formación teórica/reflexiva en los primeros semestres y después entrar en cuestiones prácticas, como talleres de creatividad y creación de campañas publicitarias.

Se logró llegar al acuerdo de dar Publicidad –continuó la ganadora de la Medalla Gabino Barreda-, pero a partir de la base teórica y la responsabilidad social. Aquí no aplica eso de “en el amor, la guerra y la publicidad todo se vale”: tiene límites, elementos éticos, responsabilidad.


-¿Aquí hay enfoque en la publicidad social, más que en la publicidad comercial?

-El objetivo de esta opción terminal no fue darle el enfoque comercial, pero es decisión de los alumnos hacer cualquiera de los dos tipos de publicidad; están capacitados para ambas.

Cada palabra era escuchada con atención por mi compañera y por mí. Las palabras “ética” y “responsabilidad social” están en el diccionario de García Calderón. Su deseo es que la publicidad mantenga una estructura humanística antes que económica.

Su apariencia es la de una persona ocupada, sin tiempo para detalles menores como aplicar maquillaje a su rostro. Cabello rojizo, de largo hasta la parte baja del cuello. Vestida de negro tanto en blusa como en pantalón. Su rostro no pierde la serenidad entre cada frase.

La forma de vestir, actuar y hablar son propias de quien tiene larga experiencia en el medio y sabe controlar cada centímetro de su cuerpo y personalidad. Nos muestra una sonrisa cada determinado tiempo. Las respuestas se alargan; da más información de la que pedimos en cada pregunta, por lo que es más fácil conocerla.

Sus aportes a la carrera Ciencias de la Comunicación son diversos. En sus inicios fue profesora de asignaturas en materias como Desarrollo, Régimen y Estructura de los Medios de Comunicación en México y Teoría de la Publicidad. Por su trayectoria en el campo de la investigación, en 1993 ingresó al Sistema Nacional de Investigadores y en 1996 obtuvo el título de Investigadora Nacional Nivel I.

-Mi mayor aporte a la carrera fue promover y organizar la opción terminal de Publicidad, que comenzó a operar en el año de 1997, dice y en su rostro refleja satisfacción.

-¿Qué dificultades tiene una tarea de esa magnitud?

-Requiere de tiempo, reuniones, discusiones, acuerdos. Debes investigar nombres de materias y contenidos. Después, ya que entra en operación el plan de estudio, buscar a los profesores que den las clases, por lo que nos dimos a la tarea de traer docentes de otras facultades para que nos prestaran ayuda.

-¿Cuál fue el mayor reto al que se enfrentaron?

-Que íbamos a comenzar una opción terminal en Publicidad, con años de retraso respecto a otras universidades que ya la tenían o la daban.

La doctora también fue partícipe del cambio que tuvo la materia Desarrollo, Régimen y Estructura de los Medios de Comunicación en México, ya que, según explica, los alumnos tomaban esa clase sin un sólido conocimiento en historia, por lo que tuvo la idea de integrar ambas asignaturas en la que hoy se nombra Historia y Procesos de Comunicación en México.

En el terreno administrativo, en 2008 compitió por la dirección de la FCPyS. La contienda fue contra Luis Gómez y Fernando Castañeda Sabido. A pesar de no haber sido electa -el triunfo fue para Castañeda-, para ella significó un reconocimiento a la experiencia que la respalda y a su propuesta laboral y académica.

-¿Cómo se siente con los aportes que ha dado a la FCPyS?

-Es satisfactorio. No han sido aportes individuales, sino colectivos. Siento la satisfacción de haber podido encabezar un área de profesores. Además, ya tenemos alumnos egresados que están trabajando en los medios, que se formaron con este plan.

Carola García es una mujer que a lo largo de su trayectoria ha sembrado grandes logros. El dinero y la posición económica no son la base que la sustentan, ni los motores de su investigación. La ética profesional y la responsabilidad social son los ejes con los que se guía en todo momento.

-Durante algún tiempo trabajé en el gobierno y ganaba bien, pero definitivamente no hay lugar como la UNAM. Cuando entré aquí, dije: “estoy en el lugar donde quería estar”.

Tiene 23 años en la Facultad. Sus aportes han sido de gran importancia para la Institución, mismos que han servido para dar forma y contenido a áreas fundamentales de los programas de estudio en la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, y a la Opción Terminal de Publicidad. Hoy, dice con seguridad y brillo en los ojos y el rostro, aún tengo la voluntad y fortaleza para continuar apoyando en lo que se requiera.

Fotos: María Fernanda Lara y Archivo Aunam


Bookmark and Share

0 comentarios: