martes, 19 de noviembre de 2013

IMPUESTO A ALIMENTOS CHATARRA NO CONTRARRESTA MALOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

  • Según Norma Hernández Salazar, las prácticas alimenticias inadecuadas sólo pueden erradicarse en el hogar
Por Emiliano González Islas
México (Aunam). Para la doctora Norma Hernández Salazar, el impuesto a alimentos chatarra y refrescos, recientemente aprobado con la reforma fiscal 2014 en el Pleno de la Cámara de Diputados, no contribuirá a reducir el consumo de los mismos.


Hernández Salazar, quien es docente en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que los malos hábitos alimenticios se han arraigado en gran parte de la población mexicana, por lo que el incremento al gravamen difícilmente contrarrestará el consumo de comida chatarra.

La educación debe darse en casa, desde los primeros años; es necesario inculcar hábitos como la ingesta regular de agua, y no de bebidas endulzadas, pues puede representar una solución real a problemáticas de salud derivadas de una incorrecta alimentación, dijo.

Hernández Salazar insistió en que erradicar estos malos hábitos, sobre todo la ingesta prolongada de grasas, carbohidratos y azúcares, es prácticamente imposible en etapas posteriores a la infancia y la adolescencia, a no ser que las personas enfermen y se vean forzadas a abandonarlos. Por ende, el consumo de alimentos chatarra y refrescos no se reducirá aunque éstos sean más costosos.

Samuel Fuentes Aguirre, también académico de la Facultad de Medicina, afirmó que el sistema de aumento al gravamen afectará la economía de los ciudadanos; no la de los fabricantes. En su opinión, dicho sistema sólo alcanzó el objetivo de reducir el consumo al ser aplicado al cigarro.

En lo que respecta a comida chatarra y refrescos, su sentencia es clara y coincide con la de su colega: persistirán la compra e ingesta de los mismos.





Bookmark and Share

0 comentarios: