viernes, 5 de agosto de 2011

MECATRÓNICA, LA VOCACIÓN QUE NO SE CREA NI SE DESTRUYE, SOLO SE TRANSFORMA


Por Analhí Castillo González
México (Aunam). Le falta poco tiempo para finalizar el bachillerato, todavía no está seguro de lo que quiere estudiar, es bueno con los números, las fórmulas se le pegan rápido y los despejes son “pan comido”, quisiera inventar artefactos que facilitaran la vida del humano, sensores de movimiento, su composición física y material, o la construcción de juguetes de baterías, algo así.

¿Cuál carrera podría estudiar? “De algo si estoy seguro, soy pésimo para hablar en público y redactar”. En medio de la noche, recostado en su cama, intentando traspasar el techo con la mirada para observar el universo, Miguel Ángel, tiene el mismo pensamiento que muchos jóvenes mexicanos en proceso de elección de carrera comparten, elegir una licenciatura por vocación o beneficios económicos.

Después de tanto pensar, el joven de 17 años de edad, proveniente del Colegio de Ciencias y Humanidades, Plantel Azcapotzalco, logró conciliar el sueño, cuando despertó un conjunto de situaciones inesperadas ocurrirían

Duerme soñando, con tus ojos tan plenos, despiertos, con tu corazón lleno y radiante, alucinante, tan lleno de amor

Desperté en mi casa, o eso me parece. Salí a la calle a cerciorarme del nombre de la colonia y la calle, en efecto, esta es mi casa. Al bajar las escaleras me di cuenta de que papá, sacó un crédito en Elecktra, lo cual explica la adquisición de: la pantalla de cristal líquido o LCD, una lavadora de carga frontal, la computadora con lector de huella digital y procesador de doble núcleo, un celular con tecnología touch screen.

Aún incrédulo, decidí dar una vuelta. Otro acontecimiento inusual sucedió, cuando me subí al coche y encendí el motor, una luz parpadeante dirigió mi atención a una pantalla colocada cerca del volante, con una leyenda escrita que decía: introduzca la dirección en la pantalla para procesar las coordenadas.

Conforme avanzábamos en el trayecto indicaba la dirección de cada una de las vueltas, (derecha o izquierda). El destino final era la Universidad Nacional Autónoma de México, campus Ciudad Universitaria. Encendí la radio y en todas las estaciones escuché comerciales en los que el discurso apuntaba al mismo concepto, “progreso”, los electrodomésticos aseguran una productividad insuperable porque tienen mayor número de funciones, por lo tanto más “útiles” en términos positivistas.

Haciendo memoria, las materias en las que destaqué en la escuela desde pequeño eran: matemáticas y física. Ahora recuerdo el contenido del panfleto del CCH: “¿Qué con el pase reglamentado 2010-2011?, escrito por la Dirección General de Administración Escolar, UNAM, en donde ubican a las áreas en las que sobresalí en la división de las ciencias exactas.

En medio de la oscuridad un halo de luz inundaba mi mente, debía seguir el camino de las ciencias exactas, optar por las ingenierías, no hay duda, tan solo tengo que decidir entre una de las doce: civil, geomática, geofísica, geología, minas y metalurgia, petrolera, eléctrica y electrónica, computación, telecomunicaciones, mecánica, o mecatrónica, información que consulte en la página de Internet de la máxima casa de estudios.

Esa tal mecatrónica suena interesante, me remite a mecánica, tecnología, electrónica, robótica y computación. En algún lado escuché que en mecatrónica se dedican al diseño de robots como, ¿Solo se dedicará a eso?, se cuestionaba Miguel Ángel. De tanto pensar, se le pasó rápido el transcurso.

Estoy justo en frente del Centro de Estudios de Lenguas Extranjeras (CELE) lugar donde se instruye a los estudiantes, para entender lenguas de hablo parlantes de otros sitios, a quince minutos del metro Universidad, concluye su reflexión intrapersonal.

Miguel Ángel, ha detectado algunos de los rasgos distintivos de la corriente modernista imperante en nuestra nación a partir de los años noventas, que contribuyeron a la implantación de las ingenierías. De acuerdo al Plan y programa de estudios de la licenciatura en mecatrónica de la UNAM, en 1998, existían en México 1,259 carreras de ingeniería agrupables en aproximadamente 300 programas, esparcidos en 237 escuelas.

En estas carreras se registró una matrícula total de 447 mil alumnos egresando 51 mil en ese año. Siguiendo las cifras del mismo documento, actualmente hay poco más de medio millón de ingenieros en formación y con una eficiencia terminal de 60 mil alumnos por año.

El mundo es tan pequeño que cabe en un pañuelo…

En uno de esos días de apabullante calor, acompañados de una garganta seca habida de una bebida refrescante, conocí a Miguel en el estacionamiento de la Facultad de Ingeniería. Me contó todo lo hasta aquí descrito, después de casi atropellarlo con la bicicleta al tiempo en que descendía de su vehículo color negro.

Por simple curiosidad, le propuse acompañarlo para resolver sus dudas y de camino descifrar porqué se convirtió en la licenciatura de mayor demanda de los últimos 5 años en la casa de estudios del sur, según datos de Dirección General de Administración Escolar (DGAE) reflejado en los requisitos solicitados a los aspirantes, pese a que su antigüedad es de siete años.

Tierra de Ingenieros


-Si quieren saber sobre mecatrónica, vayan al Anexo de Ingeniería allí se imparten las clases de los primeros cuatro semestres de la carrera, posterior a ellos, los alumnos toman clase en la facultad, busquen al Maestro Ingeniero: Billy Arturo Flores Medero Navarro, él les podrá ayudar, nos dijo la señorita de Servicios escolares.

Recorrimos aproximadamente doscientos metros en línea recta, sobre un losa de concreto rocoso. Atentos al paisaje, nos percatamos de la diversidad de looks al vestir de los chavos y chavas de la FI.

Tenemos desde los clásicos jeans de mezclilla azules, deslavados, agujereados por todas partes o entubados, camisas o blusas de vestir de texturas varias, zapatos negros; de casquillo, agujeta, o abiertos en el caso de las mujeres, tenis converse de colores que con el paso del tiempo han cambiado de color, sí solían ser azules, ahora se han matizado con un tono grisáceo, o las clásicas valerinas de colores para las chicas.

Las playeras imprimían de personalidad a cada sujeto, estampados de grupos musicales, como “The doors” o de Bob esponja, “choco cat” y de flores de en el caso de las mujeres, acentúan la figura, la ideología y los gustos de los jóvenes, futuros actores del porvenir del país, frase citada a menudo por los políticos en campaña.

Llegamos, ¿distinguiste el olor a ciencia y tecnología impregnado en el ambiente? Después de decidirnos a cruzar la delgada línea entre el conocimiento y la ignorancia de los avances de la mecatrónica y las demás disciplinas de la facultad de las que la reja nos separaba, decidimos cruzar.

Equilibrar el ser y la naturaleza es una idea intrínseca al emprender una construcción, filosofía innata de los arquitectos que levantaron este conjunto estudiantil, pues posterior a la entrada, se ubican las áreas verdes, punto de reunión para hacer trabajo individual o en equipo y también de descanso, por ello puedes verlos recostados en el jardín, platicando de sus tareas, usando ternísimos propios de su ingeniería.

El primer pasillo del anexo, que nace en la entrada principal de lado derecho, es el conector directo al área de mesas de losa en donde los alumnos resuelven derivadas, programan en sus computadoras o averiguan ¿Cuál es la intensidad de corriente de corriente de un circuito eléctrico? Otros simplemente se divierten contando chistes blancos, negros o colorados.

En ese lugar, como en todas las instalaciones, se ven caminar a chicos y chicas de un lado a otro con celulares sofisticados, computadoras portátiles, prototipos de robots, cables caimanes, resistencias eléctricas, ¡es la tierra de los ingenieros¡

La necesidad de la nación en incorporarse a las dinámicas de innovación industrial en: fábricas, hospitales, hogares y oficinas incitan a las ingenierías a dar solución a las exigencias de la nueva era.



Lo que distingue a la mecatrónica de otras ingenierías es la combinación de la mecánica de precisión con el control electrónico inteligente en el diseño y manufactura de productos o procesos. El coordinador de la carrera Billy Arturo Flores Madero Navarro comenta al respecto: “Les llama la atención porque son tres ingenierías juntas; mecánica, eléctrica y computación”.

“La integración sinérgica de la mecánica de precisión, el control electrónico inteligente, la tecnología de la información en el diseño y manufactura de productos y procesos”, es la definición de mecatrónica del actual Jefe del departamento de Mecatrónica de la UNAM, misma que manifestó en la semblanza elaborada por Concepción Salcedo Mesa en la revista; “¿Cómo ves?”.

La filosofía de la licenciatura que en el presente año congregó a cerca de dos mil doscientos veintidós aspirantes de acuerdo a datos proporcionados por el coordinador de la carrera Billy Arturo Flores Medero Navarro elaborados por la DGAE, actualiza la filosofía de la revolución industrial de mediados del siglo XVIII, y principios del XIX.

Tal revolución, se caracteriza por la esperanza en el perfeccionamiento de la sociedad a través de: la modernización, desarrollo de maquinarias y la división de las tareas con el objetivo de disminuir los tiempos y aumentar la producción.

No, no he muerto, tampoco se trata de un sueño ni de una descripción futurista de películas como: “Yo Robot” o “El hombre bicentenario” en las que el avance de la tecnología condujo a la sociedad a su máxima etapa de perfección diría Condorcet en: “Bosquejo de un cuadro histórico de los progresos del espíritu humano”, aunque al cabo del tiempo, las mismas cintas coinciden en una tesis, la deshumanización a casusa del uso de tecnología para satisfacer banalidades, cuando no se emplea en el desarrollo de la humanidad, afirma Miguel Ángel con ánimos de entender lo que sucede a su alrededor.

El origen del universo, teoría del big bang

Según el doctor Víctor Javier González Villela, si analizamos los componentes químicos de este universo de conocimientos, descubriremos que es una mezcla de dos sustancias concentradas en un 50% cada una: mecánica y electrónica a la cual con posterioridad, la computación se anexaría para dar mayor consistencia a la ingeniería abierta a diversas disciplinas científicas, mecatrónica.

Al igual que la teoría del Big Bang, paradigma utilizado para explicar la formación de la tierra, después de la coalición entre los planetas de ingeniería mecánica e ingeniería eléctrica, en 1994 al acabar de enfriarse, engendraron la especialidad de mecatrónica, la cual hoy se imparte como ingeniería independiente.

“Mi propósito era construir cosas para la humanidad y satisfacer las necesidades por medio de la producción de productos, por una vida más eficiente y sana”, sentenció el fundador y jefe de la sección Electrónica en 1985 del Centro de Diseño y Mecánico e Innovación Tecnológica CDMIT.

En el 2003 es instaurada como oferta educativa, en un inicio, para estudiantes internos de ingeniería y, dos años más tarde, bajo pase reglamentado o examen de selección.

Hacia 1985 los altos mandos de la Facultad de Ingeniería, enterados del surgimiento de la mecatrónica en los años sesenta en la empresa japonesa Yaskawa e Inglaterra, le encomendaron, la creación del un módulo terminal, sin ser todavía como tal una ingeniería independiente, pues pertenecía a ingeniería mecánica. Al mismo tiempo lo nombraron jefe del CDMIT, apuntó González Villela.

“No contábamos con la infraestructura destinada para nuestro cometido, hubo que tocar muchas puertas para conseguir el equipo de trabajo y los profesores”. La nueva opción terminal de ingeniería mecánica eléctrica se sumaba a las otras tres opciones: Mecánica. Electrónica e industrial, recalcó Víctor González.

La mecatrónica en su primera etapa no se la vio fácil (modulo terminal inscrito a ingeniería mecánica), “La gente se burlaba, decían que era un absurdo la unión de la mecánica y la electrónica”. Superando los obstáculos, el becario de Loughborough University Inglaterra, el ingeniero Víctor, consigue que sea incluida en el plan de estudios en el año de 1994.

¿Cómo instituyó Mecatrónica como una nueva rama de conocimientos el profesor con antigüedad de 26 años en la UNAM?, relata que para ese entonces tenia seis años de experiencia en el diseño y automatización de máquinas, de formación autodidacta, libre de visiones deterministas.

Sin haber escuchado antes del ofrecimiento de la coordinación del Departamento de Mecánica, la palabra mecatrónica, creó su propia visión y objetivos de esta innovación científica repitiéndose lo siguiente: “Tienes mecatrónica, eres libre, haz lo que quieras, robótica programación o automatización”, comentó.

El que busca encuentra

Como cualquier licenciatura, los aspirantes deben reunir ciertos requerimientos para asegurarse estén en el área e Ingeniería adecuadas a sus aptitudes e intereses. A este respecto el acreedor al Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo PRIDE, recomendó a los jóvenes con la intención de acercarse preferentemente ser:

“Alumnos cuyo interés sean la física, las matemáticas y que tuvieran habilidades para aportar soluciones creativas a los problemas, sin olvidar una capacidad de abstracción elevada”, sugirió Billy Arturo, profesor de las asignaturas: Electrónica Industrial, Electrónica Básica, y Proyecto de Investigación (seminario de tesis).

Empero el propio maestro en Ingeniería Mecánica Abordó en una plática de la licenciatura llevada a cabo en el marco de la Jornada Universitaria de Orientación Vocacional 2011, una cualidad que podríamos considerar aptitud e interés al mismos tiempo, todavía más importante en cualquier persona aspirante a cursar mecatrónica o cualquier otra ingeniería, la curiosidad.

¿Cuánto necesito tener de promedio? Manifestó la aspirante a ingeniera en la mesa de orientación vocacional de mecatrónica.

-Nueve de promedio y haber concluido en tres años el CCH o la prepa o bien una puntuación de 106 aciertos en el examen de selección de la UNAM, declaró Diana Espinoza.

En ese momento el ánimo de la chica que preguntaba tanto como los otros cuatro estudiantes que escuchaban atentos sus preguntas, decayó en un abrir y cerrar de ojos como si les hubieran dado un golpe al corazón.

“Sí chavos cuesta un poco de trabajo, pero vale la pena el sacrificio, vean mi cara, a veces me mal paso pero vale la pena se los aseguro”, afirmó con convicción uno de los integrantes de la primera generación de mecatrónica por pase reglamentado en el 2006, Jorge Villalobos.

Algunas de las becas de acceso a la comunidad estudiantil de la FI son: becas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), de intercambio al extranjero, Fundación Telmex, Fundación UNAM, recalcó Villalobos de 22 años.

“La ingeniería en sí no es cara, los instrumentos básicos de un mecatrónico son: una calculadora científica (maisoro), una computadora portátil aunque no es tan necesaria porque en la Facultad pueden trabajar en laboratorio, textos, igualmente optativos disponibles en la biblioteca o colgados en internet.

Aproximadamente unos dos mil pesos mensuales gasta un alumno contemplando, pasajes, materiales, copias, no es muy costosa en comparación de licenciaturas como odontología en las que fácil se gastan diez mil pesos, por el tipo de materiales”.

Las casualidades hablan a caramelo

El mismo día de nuestra visita, se llevo a cabo la Jornada Universitaria de Orientación Vocacional 2011, organizada por la Coordinación de Programas de Atención Diferenciada para Alumnos COPADI. Éste evento congregó a jóvenes de 17 y 20 años de edad que en su mayoría se acercaban a los estudiantes de mecatrónica a preguntar sobre dicha ingeniería.

El plan de estudios de la carrera se divide en cinco bloques: Ciencias Básicas impartidas en los primeros cuatro semestres, (14 asignaturas), Ciencias de la Ingeniería (13 asignaturas), Ingeniería Aplicada (14 asignaturas), Ciencias Sociales y Humanidades (6 asignaturas), Optativas (4 asignaturas) de acuerdo con el plan de estudios 2008, vigente hoy día.

Actualmente se cuenta con cuatro áreas de opción terminal en la carrera: Robótica, Automatización, Control, y Diseño, descritas por Diana Espinoza, alumna de octavo semestre.

“El control se dedica al correcto funcionamiento de los productos y a prevenir los fenómenos externos, el diseño es el estudio de los materiales, tomando en cuenta la funcionabilidad y las necesidades del usuario, en la robótica se construyen robots y la automatización es el uso de sistemas electromecánicos y/o de computo para manejar maquinaria prescindiendo de loa intervención del hombre”, concluyó.

En voz de la experiencia

“Desde muy pequeña, cuando veía reportajes sobre robots y las grandes cosas que se pueden llegar a realizar me inquietó mucho el saber: ¿Cómo funcionaban? ¿Cómo están armados? y ¿Cómo se hace para que hagan ciertas actividades? Por eso me llamó la atención esta carrera”. Refiere la alumna de cuarto semestre con 21 años de edad, una chica que nos recomendó, consultar más testimonios con el propósito de comparar opiniones sobre la carrera.

Al igual que ella, otros estudiantes conectan la mecatrónica con la construcción de robots; “Mi verdadera vocación es la mecánica y la electrónica” pronuncia él ahora maestro de electrónica Octavio Díaz de 33 años de edad, quien se mudara de Ingeniería Eléctrica a Mecatrónica.

Otro ejemplo de la vinculación de la mecatrónica con robots es el de Miguel Cárdenas, un joven proveniente de Ingeniería Mecánica, quien tramitara su cambio en el tercer semestre y que el próximo Mayo se titulará.

La tesis de este estudiante es, precisamente, de un robot hexápodo, “Mi proyecto podría servir para la búsqueda y rescate de personas en medio de desastres naturales como los terremotos”, expresó uno de los alumnos asesorados por el fundador de la carrera, Víctor González Villela.

Mecatrónico ¿por vocación o por dinero?

En los últimos años las carreras que involucran los conceptos de ciencia, progreso y tecnología han llamado la atención de los jóvenes mexicanos, situación en donde surge la mecatrónica que reúne estas condiciones.

En el texto: “El imaginario en torno a la elección de una carrera”, una estrategia de intervención del psicoanálisis, Guillermina Nava Bolaños, apunta que la influencia de la familia y la sociedad, los medios de comunicación y la escuela son los factores inmiscuidos en la formación de la imagen social e individual de lo que significa en primer plano, estudiar una carrera y subsecuentemente el status imbricado a la elección de carreras en específico: (ingenierías o del área médico biológicas).

“El sujeto elige entre el mundo de profesiones la carrera que lo represente, es decir, aquélla que lo provea de una identidad imaginaria; busca la profesión que le brinde una imagen de sí mismo, que le permita acceder a su medio social; medio que también ha influido en la construcción de esas imágenes que ahora el adolescente desea para sí mismo”, precisa la especialista.

Siguiendo esta lógica, en el 2007 la cantidad de jóvenes que tomaron ingeniería mecatrónica, aumentó, registrando mil quinientas noventaicinco solicitudes a ingresar al programa en la modalidad de examen de selección, mientras trescientos setentainueve alumnos provenientes de escuelas de nivel medio superior de la universidad de cien años de tradición: Colegios de Ciencias y Humanidades o Preparatorias, demandaron un lugar ejerciendo su derecho a pase reglamentando.

En un sondeo hecho en la Facultad y Anexo de Ingeniería, lugares que concentran a los treinta estudiantes de todos los semestres de ingeniería en mecatrónica, participantes de la encuestas, se detectó que en la elección de la ingeniería, la vocación y el dinero están íntimamente interconectados pues del 100% de los encuestados sólo cinco personas no unieron el aspecto económico con el vocacional, lo cual comprueba que la convicción de los mecatrónicos está coludida con la tesis positivista: ciencia=progreso, al cual nosotros como una consecuencia inmediata, sumamos el dinero.

“Algunas de las razones por las que los chavos se convencen en estudiar mecatrónica son; los ingresos, las presiones familiares y la aptitud de liderazgo de los ingenieros”, agregó el participante en el comité de ingeniería mecatrónica para la revisión del plan y programa de estudios, Flores Medero Navarro.

La utilidad y la vocación son dos conceptos fundamentales en los cuales se apoyan los adolescentes para optar por una carrera y a su vez una dualidad que dificulta la elección. Sin embargo, en el contexto mexicano la utilidad se toma como argumento central para estudiar una carrera pesa más que la propia vocación.

Esto es el resultado de una formación instrumental de la educación como lo postuló la doctora en filosofía del lenguaje, Georgina Paulín Pérez, en su estudio: “La función formadora de la universidad desde su intertextualidad humanística.

Los números hablan

Yuxtaponiendo la población del semestre 2011-I, con los reingresos se tiene registrados quinientos cincuentainueve jóvenes, noventaiocho mujeres y cuatrocientos sesentaiun hombres, inscritos a la Ingeniería que fusiona la electrónica, la mecánica y la programación perspectiva del Maestro en Ingeniería con especialidad en el área de sistemas energéticos, Flores Medero.

Una de las causas del incremento de la plantilla estudiantil es que las ingenierías son de las carreras mejor pagadas citando el ranking del portal del empleo de la Secretaria de Gobernación (SEGOB), números anualizadas del cuarto trimestre del 2010.

A casi una década de su fundación, dos mil doscientos veinte y dos, adolescentes se interesaron en cursar la carrera, mil setecientos noventa presentaron examen de admisión, y 432 bajo pase reglamentado provenientes de escuelas de la UNAM, Preparatorias y Colegios de Ciencias y Humanidades, aproximadamente, siendo aceptados 130 alumnos, Según datos del ex –colaborador de la revista intersecciones de la Fundación Telmex y coordinador de la carrera. Medero Navarro, a su vez proporcionados por (DGAE).

Ante la cantidad de aspirantes aceptados en Mecatrónica, el fundador de la licenciatura en la UNAM, el doctor Víctor Javier González Villela, opina: “No es que sea la más demanda, yo diría, la más difícil de entrar por los requisitos (promedio y número de aciertos en el caso del examen de admisión) aseguró.

Siguiendo los datos de la coordinación de la propia ingeniería, en el 2007 sólo obtuvieron un lugar el 5%, dejando al resto de los jóvenes sin oportunidad de especializarse en mecatrónica.

La reducida matricula es producto del la formación teórico-práctica expone quien iniciara su trayectoria académica de voluntario impartiendo cursos de neumática y electroneumática, Billy Arturo Flores: “La mayor parte de las materias son prácticas, los chavos tienen que meter las manos para aprender ingeniería y los laboratorios no son suficientes por las otras ingenierías que da la facultad”, recalcó.


Un dato curioso de la ingeniería es que a pesar de tener sobredemanda y pocos lugares, existe también un problema de eficiencia terminal. Antes del 2005, el número de alumnos con título andaba entre el 80%, contando con los mejores promedios de la Facultad de Ingeniería.

Del 2005 a la fecha el porcentaje de titulados es de 34.67%. Del periodo 2002-2010 se tienen contabilizados sesentaicinco mecatrónicos titulados con tesis o tesina, trece por estudio de posgrado, y nueve por alto rendimiento académico sentenció el Ingeniero Mecánico.

Los alumnos se preparan arduamente en las aulas y laboratorios de la Facultad y el anexo de Ingeniería de la UNAM durante cinco años, esperando conseguir un empleo digno de los conocimientos que pueden ofrecer a la industria ya sea en la automatización, el diseño o el control de maquinarias.

No obstante, las oportunidades de encontrar empleo en el Distrito Federal son aleatorias: “provincia ofrece mayores posibilidades de encontrar plaza con sueldos que van desde los ocho mil pesos mensuales hasta los dieciocho mil pesos mensuales dependiendo de las capacidades del solicitante, el tiempo de egreso y sus estudios posteriores a la carrera”, recalcó él hombre de treintaiocho años.

Los hombres y mujeres que se posicionan en el mercado laboral del Distrito Federal y Área Metropolitana perciben un sueldo a partir de los 3 mil pesos hasta los quince mil pesos, de acuerdo a las tres capacidades previamente citadas, reitera el también profesor de tiempo completo.

Detrás de ésta, como el resto de las carreras del área de ciencias exactas, aguarda un cúmulo de percepciones sociales, conectando el perfil del mecatrónico con la cualidad de liderazgo y la oportunidad de alcanzar buenos ingresos.

Hacia un equilibrio entre progreso y humanidad

“Señor Martín:-Hola Andrew
Andrew: -Hola señor, ¿le gustaría escuchar las tres leyes de la robótica? Dicen que es una presentación muy entretenida.
Señor Martín: -De acuerdo, sí.
Andrew: -¿Daría un paso atrás señor?, para maximizar la presentación
Señor Martín -Sí.
Andrew: primera ley de la robótica; un robot no puede lastimar a un ser humano, ni permitir que ningún ser humano sufra algún daño; segunda ley, un robot debe de obedecer todas las ordenes humanas excepto aquellas que causen un conflicto con la primera ley; tercera ley, un robot debe protegerse así mismo mientras no cause un conflicto con las dos primeras leyes”, película el hombre bicentenario, dirigida por Chris Columbus.

¿Como vez?, esa es la primera escena del filme protagonizado por Robin Williams que retrata la dependencia a la tecnología y la transición de lo tecnológico a lo humano, poniendo como ejemplo la aspiración de Andrew a convertirse en humano, me cuenta Miguel Ángel, al terminar el conjunto de entrevistas que hicimos para aproximarnos a la mecatrónica.

“Una de las apuestas de la ingeniería aquí en la UNAM, es combinar el progreso de la humanidad sin desequilibrar el medio ambiente, ese tipo de cosas se enseñan en las aulas, lo que los profesionistas hagan afuera depende en gran medida de los principios éticos de las empresas en donde trabajen”, asegura quien iniciara su trayectoria académica de voluntario impartiendo cursos de neumática y electroneumática, Billy Arturo coordinador de mecatrónica.

La mecatrónica al igual que el resto de las ingenierías brinda una alternativa a los problemas de la vida cotidiana del hombre en todos los ámbitos de esparcimiento: trabajo, casa, escuela, industria etc. Uno de esos ejemplos es el diseño de una prótesis de un disco intervertebral lumbar próximo a patentarse por los estudiantes de la Facultad de Ingeniería: Epifanio Vargas y Adrián Espinoza, presentado en un reportaje de Laura Rovero de Gaceta UNAM.

La ingeniera mecatrónica en formación, Nayeli aconseja a los interesados lo siguiente. “Si les llama la atención por muy mínima que sea su inquietud, luchen por lo que quieren estudiar y si es esta carrera que mejor, por que hoy en día la tecnología es una cuestión que va en aumento y cada vez salen al mercado nuevos aparatos de los cuales nosotros somos consumidores o aparatos de los cuales esperemos que nunca suceda lleguemos a requerir para que nos facilite la vida.

La disciplina demandada por esta ingeniería no impide que los alumnos puedan divertirse:

“Si se puede equilibrar la vida social y escolar, depende de cada persona, todas las cosas en esta vida cuestan, y cuestan mucho y esas cosas son las que realmente valen la pena”, comparte Nayeli Hernández quien participo en un concurso de puentes de madera evento organizado por su facultad y Resistol.

Por la visión modernista característica de las ciencias exactas, sugeriríamos que equilibraran el avance de la ciencia con la naturaleza porque en la sociedad globalizada y en particular en las carreras ligadas con la industria pocas o nulas veces se considera el daño al medio ambiente y que el progreso científico puede acarrear en ocasiones lo retroceso social y ambiental.

Innumerables son las innovaciones y el cambio de vida que la humanidad ha experimentado por la ciencia, las prótesis y la división del trabajo por efecto de las maquinas. Sin embargo, la disputa entre la ética-progreso es un peligro para este tipo de ciencias, de caer en manos inadecuadas significan una amenaza en la filosofía de la mecatrónica:

“Satisfacer las necesidades por medio de la producción de productos, generando una vida más eficiente y sana, palabras de uno de los responsables de dicha Ingeniería de la UNAM, Víctor Villela.

La elección de la carrera siguiendo los números que arrojaron las encuestas y la opinión del coordinador asocian la elección de la carrera por cuestiones económicas.

También seria importante que los aspirantes a esta ingeniería hicieran una profunda reflexión en de verdad elegir a la ingeniería como licenciatura porque el número de lugares es escaso por la formación teórico-práctica expone quien iniciara su trayectoria académica de voluntario impartiendo cursos de neumática y electroneumática, Billy Arturo Flores.







Bookmark and Share

0 comentarios: