martes, 31 de mayo de 2011

HAY CIENCIA MIENTRAS DORMIMOS

Por Frida Andrade Alemán
México (Aunam). Es el único que se puede meter en nuestros pensamientos mientras dormimos, nos crea los sueños y dentro de éstos puede representar las formas humanas que se requieran. Según los griegos, el mundo onírico se sostiene de los brazos de Morfeo; pero también se puede explicar como un proceso fisiológico.

Cuando dormimos ocurren muchas cosas dentro de nuestro cerebro, a partir de las cuales surgen dudas como: ¿tenemos dos tipos de sueños?¿cuáles son? ¿cuánto dura un ciclo del sueño? ¿por qué una persona que duerme menos horas se puede sentir más descansada que una que durmió más tiempo? y ¿es bueno o malo despertar a un sonámbulo?

Recuperar la energía gastada durante un día y liberar hormonas son unas de las funciones que nuestro cuerpo cumple al dormir, este último se lleva a cabo mediante dos estados de sueño: el MOR y el NO MOR. Una de las personas dedicadas al estudio de la actividad cerebral, es la maestra en Psicología General Experimental en análisis de salud, Rosa María Campos Morales que hoy en día colabora en el Laboratorio de trastornos del dormir de la Facultad de Psicología de la UNAM.

¿Doctora, cuáles son las etapas del sueño?

Las primeras 3 que son nombradas como N1 N2 N3 pertenecen al sueño NO MOR (Movimientos Oculares Rápidos), el tono muscular está parcialmente disminuido, es decir, estamos relajados; nuestra respiración y ritmo cardiaco se mantienen en un nivel regular. En el sueño MOR el tono muscular se encuentra totalmente relajado; también durante éste nuestro aprendizaje se consolida, procesamos la información y la guardamos-.

¿A qué refieren las siglas MOR?

Significan Movimientos Oculares Rápidos y es cuando estamos dormidos y empezamos a mover nuestros ojos en la misma dirección pero de manera rápida, puede ser hacía los lados o hacía abajo, pero siempre los dos juntos; por el contrario, en el sueño NO MOR los movimientos son irregulares, esto es, cada ojo se mueve por su propio lado, son movimientos no conjugados-.

En cada etapa el cerebro cumple funciones diferentes y por ello requiere de un tiempo diverso, en el sueño NO MOR dura aproximadamente 5 minutos. Dentro de este sueño el momento N3 es una de las etapas más profundadas durante cada ciclo, sin embargo, durante el último ciclo el sueño MOR es muy profundo “ya no tan fácil te van a despertar”, comenta la maestra Campos.

¿Por qué las personas mayores duermen menos que los jóvenes?

Fisiológicamente el sueño de los ancianos se va reduciendo por el proceso de envejecimiento, porque se va deteriorando y como consecuencia se van perdiendo neuronas, entonces, se podría decir que dejan de lado la etapa N3 (momento más profundo del sueño No MOR), pero no representa un problema se trata de un factor natural, son de esas cosas que deben de ocurrir-.

En su mundo

En una noche de 1987 una mujer canadiense se levantó de su cama, subió a su automóvil manejó quince millas y mató a su suegra. A la policía le comentó que no recordaba nada de lo ocurrido, pues era sonámbula. Fue declarada por la Suprema Corte como inocente, puesto que el sonambulismo no es visto como una enfermedad mental.

“Si le hablas a un sonámbulo no te va a oír él esta en su mundo, además es muy difícil que despierte” la especialista. El sonambulismo, deambular durante el sueño, es una disociación entre el sueño No MOR y la vigilia (momento en el que estamos despiertos); la corteza cerebral continúa dormida pero están despiertos los centros cerebrales responsables de los movimientos automáticos. Ocurre con mayor frecuencia en la infancia.

El sonámbulo camina con la mirada perdida, lo cual se puede prolongar hasta media hora, por ello es recomendable regresarlo a dormir. Se puede hacer de dos maneras: simplemente dirigiéndolo o despertándolo para comentarle que se vaya a su cama, de acuerdo con la maestra Campos es un mito pensar que se le causará algún daño si se le regresa a la vigilia en ese momento; puede ponerse agresivo pero de ese punto no pasa.

Un bajón durante el día

En promedio, las personas compartimos un suceso entre 12 del día y 3 de la tarde, se llama somnolencia diurna, un fenómeno que se da entre el sueño y la vigilia, es cuando “sentimos como una bajón, entonces, necesitamos un café o ir a caminar porque sino nos dormimos”, Rosa María Campos. Es un proceso normal, pero si después de tomar un café, caminar o cambiar de actividad se continúa en ese estado o se tiene que combatir con la somnolencia todo el día, ya se hablará de una patología.

La académica sostiene que las patologías del sueño están presentes en todas las etapas de la vida, en cualquier momento nos puede dar una de éstas. Es necesario entender la importancia de dormir, aunque finalmente cuando tenemos tiempo recuperamos las horas perdidas, pero eso no nos exime de adquirir un trastorno. Sobre todo los jóvenes deben tener más cuidado porque “sienten que no les va a pasar nada por ser jóvenes”.

Foto: Paul Sapiano
(wikimedia.org)

Bookmark and Share

0 comentarios: