lunes, 9 de mayo de 2011

EL FUTURO DE LOS ARTISTAS ESTÁ EN DEJAR DE SER DIOSES: LOS DORADOS


Por Zianya Itandehui Sandoval Rodríguez
México (Aunam). Guerrilleros de la música, como ellos se describen, la banda Los Dorados presenta este tres de junio su más reciente producción discográfica “Good Evil”, álbum que pretende resaltar la dualidad del ser humano.

Para la agrupación todo es dual, Carlos Maldonado, por ejemplo, se autodefine como el malo de la banda “yo soy el que traje la maldad a este mundo dorado”, dice mientras ríe “y “Daniel en cambio es el más lindo de todos, lo más bueno y tierno que tenemos” a la vez que sus otros dos compañeros Rodrigo Barbosa y Demián Gálvez sueltan la carcajada.

En entrevista exclusiva con Aunam, tres de los cinco integrantes del grupo hablan sobre su música: “Efectivamente, tratamos de hacer una crítica hacia lo bueno que parece malo y lo malo que parece bueno, todas las injusticias que pasan, toda la violencia del mundo en nuestro país”, explica Maldonado, el bajista.

Y es que a veces la sociedad enseña algo como bueno que en realidad es malo, explica Rodrigo Barbosa, “la religión parece algo bueno y evidentemente tiene cosas muy buenas, pero también ahí hay unas cosas que tienen doble moral, los mismos líderes de la iglesia, tienen la bandera de ser los representantes de Dios y ellos son unos desgraciados”, agrega el baterista, al referirse a los padres pederastas.

Para Rodrigo también existe el lado bueno que quiere ser visto como malo “las drogas son vistas como algo muy malo, y efectivamente el exceso puede ser muy malo como cualquier cosa, pero hay drogas que te permiten una apertura mental que te permiten un autoconocimiento y una concepción del mundo distinto, entonces ese tipo de dualidades son las que nosotros peleamos en Good Evil” agrega el músico.

Demián Gálvez por su parte, se muestra indignado por esta dualidad al cuestionarse cómo es que “el premio nobel de la paz acaba de asesinar a un líder religioso, cómo es posible que alguien que ganó este premio practique este tipo de guerras”, explica el guitarrista quien además asegura ser el conciliador de los integrantes de la banda, el punto medio entre el bien y el mal.

Cuestionados sobre su participación en Francia en el festival del Río Loco, los tres comienzan a reírse casi al mismo tiempo, Gálvez, el guitarrista, hace con las manos ademanes que indican las palabras que salen de su boca “uh, eso ya llovió, ya fue, ya pasó”, dice mientras Rodrigo Barbosa parece ausentarse y Carlos Maldonado se muestra reflexivo.

Debido a los problemas diplomáticos de Francia y México a casusa de Florence Cassez, el festival al que asistirían en ese país y que formaba parte de los festejos del año de México en Francia, fue cancelado, sin embargo la banda se pregunta dónde queda el presupuesto en estos casos “hay un presupuesto que se quedó ahí, porque 1500 euros, ya estaban destinados a la cultura, a los artistas de México a ¿dónde se van?”, se cuestiona Maldonado.

Pero para Los Dorados, nombre que homenajea a las fuerzas de Francisco Villa, esto no es impedimento para “internacionalizar su música”, ya que en el mes de septiembre se presentarán en el “Festival Jazz al Parque”, que se realiza en Bogotá, la capital Colombia.

Los músicos de esta agrupación se consideran “guerrilleros de la música”, pues a pesar de las adversidades siguen “en la lucha, como agrupación independiente, tratándolo de hacer de una forma autogestiva, pero no por ese hecho de poca calidad, siempre tratamos de que ese nuevo disco sea mejor al anterior en sonido, en concepción y, bueno, básicamente es eso, hacer un homenaje a los Dorados de Pancho Villa”, explica Rodrigo Barbosa.

El nombre de esta cuarto producción discográfica está en inglés con la idea de “internacionalizarse”, pues para Carlos Maldonado “los gringos han influido mucho en lo bueno y lo malo, bien te pueden escuchar en Japón y el 80 por ciento de ellos habla inglés”.

Cuestionados acerca de las adversidades que enfrentan como grupo, Demián Gálvez explica que la principal es ser una agrupación independiente porque “hay como mucho todavía mentes rejegas, por toda la parte como, como” tartamudea un poco y agrega “alienígena”, queriéndose referir a la alienación y no a los extraterrestres, lo que genera la risa de Rodrigo.

“Cuando la audiencia escucha algo bien hecho que viene del corazón, sin más pretensiones que el presenciar lo más profundo de nuestro ser, siempre la respuesta es gratificante. Es nada más por una cuestión de sobrevivencia, hasta ahora todo lo hemos hecho nosotros, claro, con el apoyo de Intolerancia –disquera independiente que los graba-, que ellos también son guerreros en esta industria”, agrega Gálvez.

No sólo para Los Dorados, sino para las agrupaciones musicales underground y alternativas las nuevas tecnologías son una adversidad, por lo que para Carlos Maldonado el futuro de estas bandas está en los conciertos, “siempre va a ver gente que quiera escucharte más cerca”; así como la creatividad, por ejemplo, los discos de vinil que mandaron a hacer con la idea de rescatar esa calidad de sonido que sólo ese material tiene.

Hay que salir con los discos y venderlos en las tocadas o en los parques, eso hacen estos jóvenes creadores, pues creen firmemente que el futuro de los artistas contemporáneos no está en los altares, sino en dejar de ser dioses, “la gente es mucho más ávida, la gente quiere estar en corto con las ideas artísticas y sociales, lo que la gente necesita es la unión y Los Dorados somos un buen ejemplo… nuestros conciertos cada vez van más lejos a los diferentes oídos”, agrega Maldonado.

Finalmente la banda recuerda a sus fans seguirlos a través de las redes sociales, así como su página de internet (http://losdorados.info) y adquirir sus discos, los cuales se venden a “precios muy económicos”, aseguran.



Imágenes tomadas de: http://losdorados.info



Bookmark and Share

0 comentarios: