lunes, 18 de abril de 2011

MÉXICO SE SALVARÁ POR SU SOCIEDAD NO POR SU ESTADO: CASTELLS

  • Para cambiar la sociedad es necesario superar el miedo colectivo
  • El narcotráfico en México mejor organizado que la sociedad
  • Nuevas tecnologías, ventanas de libertad
Por Zianya Itandehui Sandoval Rodríguez
México (Aunam). El sociólogo Manuel Castells, director del Internet Interdisciplinary Institute en la Universitat Oberta de Catalunya, presentó su más reciente libro, Comunicación y Poder, y advirtió que quien tiene el poder también tiene el monopolio de la violencia y siembra miedo a la sociedad; por lo que “hay que superar el miedo, pero no individualmente sino en conjunto”, a través de las redes sociales.

Cuestionado por los asistentes al auditorio Ricardo Flores Magón de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, consideró que la estrategia del gobierno federal de combate al narcotráfico no está llevando a nada, porque los grandes sectores del Estado están bien penetrados y maniatados por el crimen organizado; lo cual genera que difícilmente “la respuesta, estrictamente en términos de represión policial, militar, judicial, pueda resolver el problema de fondo”.

Llamó a la organización: "De ahí que la construcción de una sociedad civil movilizada para la defensa de la seguridad de cada uno, para el aislamiento social y cultural del crimen organizado, parece como mínimo un complemento necesario, aunque no suficiente".

Aseveró que en México la táctica consiste en sembrar miedo a la sociedad, tanto que se llega a paralizar, y el único antídoto es perderlo; pero "no se puede romper el miedo individualmente, si se rompe individualmente es un acto heroico, tan heroico que quien lo hace normalmente acaba asesinado", de ahí que la solución no saldrá del Estado sino de una sociedad organizada y móvil.

Política en tiempos de comunicación global

Manuel Castells aseguró que el poder y la comunicación no van juntos, pero sí de la mano. Se trata de una simbiosis donde los medios son más importantes, porque las formas de política se adaptan a los medios. “No existes si no estás en el espacio de comunicación”.

Expuso que está forma de hacer política ha creado un nuevo mercado de profesionalismo dedicado a la filtración de información, donde hay personas especializadas en buscar datos que puedan destruir a un gobernante y después venderlos al mejor postor, pues ahora la destrucción de una persona se da en los medios.

Además aseveró que los medios tradicionales no están en desaparición con las nuevas tecnologías, lo que hay es que la BBC de Londres, el New York Times y la CNN se han tenido que mover a las diversas redes sociales, donde “la tecnología, más diez dólares y cuatro jovencitos, pueden lograr una expresión masiva, las nuevas tecnologías nos dan una ventana a la libertad”.

Los nuevos movimientos sociales se caracterizan por intentar cambios en los valores de la sociedad, no por buscar el poder. “Los movimientos sociales, que después se hacen políticos, vienen de causas profundas y se completan con las nuevas tecnologías”, no surgen de ellas.

Ejemplificó lo anterior con el caso de España, en donde en marzo de 2004, Zapatero le da la vuelta a Mariano Rajoy, esto se logró gracias a mensajes de celular que se enviaban entre amigos. En Italia, a “Berlusconi le fascinó la idea”, así que previo a las elecciones envía un mensaje a 15 millones de personas; pero surge el efecto contrario, porque un celular es algo muy personal.

Respecto a la situación de los países árabes, afirmó que el detonante fue el suicidio de dos estudiantes, como forma de defensa de la dignidad y contra la humillación, “los jóvenes se sienten identificados con este discurso”.

Para Castells, las redes sociales fueron importantes porque se pasa del espacio virtual, al espacio físico, entonces hay un llamado a la calle, un llamado a hacer barricadas, igual que sucedió en mayo de 1968.

Egipto en realidad no estuvo desconectado, asevera el sociólogo, porque se desconectó el internet pero no los teléfonos fijos y se comunicaron por ahí con la comunidad internacional cibernauta que tenía los medios, entonces el asunto se volvió internacional.

Para finalizar, invitó a leer su libro: “no le estoy haciendo publicidad, vayan a la biblioteca, róbenlo -lo que generó risas entre los asistentes- o búsquenlo en internet, seguramente estará ahí, como están otros textos míos, lo malo es que los afectados son los buenos editores, que son los que desaparecen”.






Bookmark and Share

0 comentarios: