viernes, 11 de marzo de 2011

FILMAN PELÍCULA SOBRE PERSONAS ESPECIALES

Por Orquídea Vázquez
México (Aunam). El pozo, dirigido por Rodolfo Carnevale, es un filme con sello argentino hecho con la intención de reflejar el interior del universo de una persona autista a través de su imaginación. Inspirada en una historia real, la película pretende alcanzar los corazones de la gente para abrir una mirada a situaciones que pasan desapercibidas al mismo tiempo que nos abre una puerta al gran mundo afectuoso de gente especial.

Contar una historia sobre lo que realmente es el autismo y como se vive, crear conciencia por medio de un material audiovisual que nos muestra las más reales emociones universales: el amor entre la familia y el amor a los hijos; aquellos sentimientos que residen en lo más hondo de nuestro ser sin importar nuestras capacidades.

En esta producción se retrata el mundo imaginario de la vida de Pilar, de 26 años, que debido a su padecimiento se encuentra incomunicada con la sociedad y habita un pozo del que le es muy difícil salir, provocando graves problemas familiares que la hacen enfrentarse a batallas donde residen los sentimientos más intensos e ignorados.


Natalia Denegri, madrina de la Asociación de padres, madres, familiares, amigos y profesionales de personas afectadas de Trastornos Generalizados del Desarrollo como Autismo (AUPA), es parte del elenco de la cinta. La actriz y modelo, en entrevista exclusiva con Aunam, nos cuenta sobre la película y su debut cinematográfico con el papel de Sandra, una terapeuta ocupacional:

“El Pozo cuenta la historia de una familia que debe convivir con el autismo de uno de sus hijos. El conflicto en ellos se instala a partir de la discordia que se crea en ambos padres a partir de la difícil decisión que deben tomar respecto a este tema: internar o no a su hija para conservar el bienestar de la familia”.

Se podría pensar que la intención del filme es proyectar el sentir de las personas con autismo, Natalia le atribuye otro mensaje: en El pozo no pretenden dar ningún tipo de mensaje, “solamente queremos contar una de las tantas historias que se encuentran ligadas a este extraño síndrome, y eso es todo. Ojalá la película sirva para hacer reflexionar, no específicamente sobre este tema, sino sobre la importancia de la sanidad en los vínculos familiares como primera estructura social del niño”.

La película, asegura, logrará una concientización social con respecto a la temática que aborda sobre todo por que respecta al cine, medio de comunicación masivo. “Creo que cuando una persona puede comprender el sentir de otra, ya sea leyendo un libro de ficción o viendo una película, está siendo empático, y eso es fundamental para comprender ciertas cosas. Llegamos a conocer las emociones cuando las vemos, además de sentirlas, y allí se produce lo que todos llaman identificación".

El Pozo trata un tema que muchas veces es ignorado en la vida diaria. Según la actriz, actualmente se está haciendo más difusión sobre los trastornos generalizados del desarrollo (TGD). “Ya la Organización Mundial de la Salud hizo un gran trabajo al reemplazar el concepto de ‘discapacidad’ por ‘capacidades especiales’. Debemos comenzar a no etiquetar a las personas para poder darles la libertad de mostrar su capacidad, de lo contrario los límites son muy claros”.

Natalia Denegri también es conductora de un programa de televisión en Argentina llamado “Sólo Polo”, es interesante la parte en que nos cuenta como es que llegó a formar parte del proyecto El pozo… “Yo soy madrina de AUPA desde hace varios años, la cuál es una fundación que amadrina a niños con TGD. Rodolfo Carnevale, el director del film, comenzó a ir a dicha institución con el objetivo de llevar a los actores a realizar trabajar de observación con los niños que tenemos allí. En ese proceso lo conocí y surgió la idea de poder unirme al proyecto”.


Feliz con su actuación en la película interpretando a Sandra, “una terapeuta ocupacional que trabaja dentro del hogar en donde se encuentran internados los chicos”. Su rol en el film es mostrar la paciencia y la dedicación que se les brinda a estas personas especiales. Nos menciona que está muy contenta por haber logrado realizar una composición honesta de su personaje.

Hay veces en que los personajes que los actores interpretan se relacionan con su vida; en su caso, menciona que sí y sobre todo en esta etapa de su vida en la que se siente cómoda en la presencia del tipo de personas con las que trabajó. “Creo que este camino me ha modificado la manera de pensar. La madurez ha venido acompañada también por ellos.”

Para la actriz fue necesario estudiar, leer y prepararse para interpretar su personaje. “He hablado muchísimo con el director (que tiene un hermano autista) y he leído acerca de las características del síndrome, además de hablar con el resto de los actores y con Nicolás Manservigi, uno de los guionistas de la película”.

En Argentina el estreno de la película está previsto para mediados del 2011. “No sé cuándo sucederá en el resto de los países. Ojalá sea simultáneo. Es la primera vez que se toca este tema en el cine nacional argentino, y eso es muy importante, no sólo para la industria, sino para la sociedad misma”.

El pozo es una película innovadora en cuanto al tema que pretende abordar, pero sólo a nivel nacional o latinoamericano, Natalia menciona que ya en Hollywood se han realizado producciones muy logradas sobre este tema u otras problemáticas, como “Rayman”, “I´m Sam” o la preciosa “Un milagro para Lorenzo”.

Natalia tiene todas sus expectativas puestas en el éxito del filme. “Quisiera que le fuera bien y que la gente reconozca nuestro trabajo. Mi máximo deseo es poder lograr que esta historia modifique algo en quienes la vean. En nosotros ya lo hizo.”

La modelo, quien ha residido en México y considera nuestro país como su segunda casa nos cuenta que tiene proyectos para televisión y cine, pero por ahora sigue con su colaboración en AUPA y con el programa de “Sólo Polo” que se transmite en Argentina, mientras espera ansiosa el estreno del film.

Agradecida de todo lo que pasa, Natalia Ruth Denegri desearía en un futuro hacer algo relacionado con telenovela en nuestro país.

Lo importante reside en que esta producción audiovisual argentina trata un tema social de gran importancia, ya que alrededor de 1% de la población mundial padece de autismo; plasmar un hecho como éste en la pantalla grande es ya un signo de concientización social. Y no sólo tiene importancia social mundial sino que está dirigida a los corazones de su audiencia.

Ésta es con la actriz Norma Pons quien hace de directora en la institución en donde yo soy terapeuta de los chicos con autismo. Es una escena muy bonita en donde tengo que llevar a la protagonista autista al encuentro con su mamá que la fue a visitar.

Ahí estamos los actores Juan Palomino que hace también de terapeuta, Norma Pons, Ezequiel Rodríguez quien hace de retrasado mental, Ana Fontan Dure que es la chica de casco rojo que es la autista, y yo. Estamos en una hermosa escena en donde acabamos de bajar a los dos chicos de los caballos, de hacer su equino terapia y los llevamos a donde esta la directora cantando una hermosa canción con el otro grupo de chicos, que también hay con síndrome de Down.



Bookmark and Share

0 comentarios: