lunes, 6 de diciembre de 2010

LAS MUJERES DEBEMOS ASUMIRNOS MAYORÍA EN LO CIENTÍFICO: RIGOBERTA MENCHÚ

Por Angélica Jackeline Ferrer Campos
México (Aunam). Rigoberta Menchú Tum fungió como principal ponente para el inicio del V Ciclo de Conferencias Mujer Ciencia, cuya temática se enfocó este año en Las Mujeres en el Bicentenario, dentro de la Semana de la Ciencia y la Tecnología, proyecto organizado por el gobierno de la ciudad de México en el Palacio de Minería.

La exposición por parte de la Premio Nobel de la Paz elevó el papel de la mujer en el campo de la ciencias naturales a un rubro muy importante, donde destacó que las universidades e institutos “deben de abrir más espacios para nosotras y fomentar el liderazgo, con el fin de preservar el entorno en el que todos habitamos usando las herramientas que la ciencia y la tecnología nos dan”.

Además, insistió en que los grupos de científicas que actualmente están colaborando en proyectos importantes tanto para institutos de investigación como para laboratorios, deben unirse “para impactar a la sociedad y obtener mejores resultados en el cuidado de la humanidad”.

Menchú Tum también mencionó que todos los campos de la ciencia necesitan trabajar para lograr “una disciplina integral, donde se mezclen puntos importantes para los países, como el desarrollo, la democracia, la justicia y el respecto a la diversidad en todos los sentidos”, sin olvidar que todas las personas necesitan curar lo que ella denominó como “ciencia del sufrimiento” que es aquélla que necesita motivación y el uso de los estudios enfocados al área de las humanidades.

Durante la charla pidió a las organizaciones civiles y al Gobierno de nuestro país que no sigan la “regla actual de mundo” que es la violencia, sino que trabajen para que los seres humanos se desarrollen en plenitud tomando en cuenta tres puntos la espiritualidad, donde recalcó que no se trata de la iglesia como institución, sino como la trascendencia del ser durante toda su vida y aun después de ella, el ámbito social, que está inmerso en el sistema político y que tiene que apoyar las misiones colectivas y lo material, refiriéndose a que siempre se está apegado a un objeto, por el valor profundo y esencia que tiene, para que logren encontrar la felicidad.

Por último, felicitó a México por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, ya que lo considera “el reflejo de la vida del continente y del mundo entero” y también porque el día 16 del mismo mes, la UNESCO denominó a la comida tradicional de la nación como Patrimonio Cultural Inmaterial.

Presidieron la conferencia los doctores Julio Mendoza, jefe del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, Esther Orozco, rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, la directora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Rosaura Ruiz Gutiérrez, la investigadora por parte de la Facultad de Química de la UNAM, Lena Ruiz Azcara, Mayra de la Torre, quien es Premio Nacional de las Artes 1988, la profesora de la Facultad de Medicina, Martha Pérez Armendáriz y Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador del Instituto de Neurobiología.



Bookmark and Share

0 comentarios: