lunes, 11 de octubre de 2010

EL MUNDO DEBE ABANDONAR LA MEZQUINIDAD: FITO PÁEZ

  • Estará en el Auditorio Nacional el 6 de noviembre
  • Presenta Confiá, su nuevo trabajo de estudio
  • El narcotráfico se combate con bienestar social, afirma

Por Zianya Itandehui Sandoval Rodríguez y Pablo D. Saldaña Amador
México (Aunam). En Confiá, tema que da nombre a su nueva producción discográfica, Fito Páez habla de esperanza y de que un mundo mejor para todos llegará; sin embargo, en realidad es una utopía, fue escrita desde la utopía, pero al salir de ella y volver a la realidad no lo cree, porque esto sólo será si el mundo deje de ser mezquino.

Para el músico argentino es hora de abandonar el egoísmo y la avaricia. Por eso escribe con compromiso y libertad. Sus letras son profundas y energéticas, hablan de todo un poco, sobre experiencias propias, realidades no tan ajenas y problemas sociales. Un ejemplo es La Ley de la vida, donde escribe sobre el karma: “lo esencial de esta canción es que creo en el ojo por ojo”.

Emocionado, a unos días de su primera presentación en el Auditorio Nacional, se confiesa vía telefónica con Aunam, lo cual no impide apreciar el tono romántico que emplea: “imagínate, tocar en ese lugar con tanta historia de la ciudad”, y promete: “será una cena a la luz de las velas”.

Páez estará en México como parte de la gira promocional del disco número 21 en su carrera, en donde El mundo de hoy, uno de los sencillos, incita a no leer los diarios y es que: “las noticias de ayer son las mismas de hoy, es decir, no creo en los titulares de los diarios, nos abstraen de la realidad, existen grandes grupos de poderes interesados en que no conozcamos la verdad”.

Para Fito, como le dicen sus seguidores, los países latinoamericanos enfrentan grandes retos actualmente, tienen muchos problemas y muy fuertes; algunos siguen en el retroceso, otros avanzan por la izquierda, por ejemplo Brasil, donde Luiz Inacio Lula alfabetizó a millones de adultos: un mérito enorme, asegura el autor de éxitos como Al otro lado del camino y Dar es Dar.

Interrogado acerca del calentamiento global, el también cineasta responde que “el problema se solucionará cuando dejemos a un lado el individualismo, y pensemos en el mundo que heredaremos a nuestros hijos y nietos”; se muestra reflexivo, pero también ríe a carcajadas durante la charla, que revela al ser humano detrás del artista.

El primer músico no cubano en tocar en la Plaza de la Revolución de La Habana afirma que los grandes hombres y las grandes palabras ya lo aburren, su ideología ha cambiado desde aquél concierto en Cuba hace dos décadas, “hay que reconocer los méritos que tiene Fidel (Castro) al enfrentar el bloqueo económico, pero también hay que reconocer que es tiempo de nuevos pensamientos”.

Rodolfo Norberto Páez Ávalos, mejor conocido como Fito Páez, es un hombre amable, compositor, cantante, actor y director de cine, y está de regreso en nuestro país para sugerir que hay que darle Tiempo al tiempo, principalmente en estos momentos de crisis:


“Todos los días sale el Sol / y la Luna vuelve a brillar / Ni siquiera una bomba lo puede parar / ¡Dale tiempo al tiempo! / ¡Tiempo al tiempo! / Espero que los tuyos estén bien / y vivas con felicidad / lo que te queda en este mundo, nadie sabe más allá… ¡Dale tiempo al tiempo!”.

Por ello, no cree en soluciones rápidas ni milagrosas; tampoco responde fácilmente cuando se le pregunta si el gobierno de Felipe Calderón puede ganar la guerra contra el narcotráfico; se toma su tiempo, discursa pausado y serio, como cuidando cada una de sus palabras:

“La inseguridad se resolverá, no sólo en México, sino en toda América Latina, cuando se dé empleo, salud y sobre todo educación, porque si un hombre no tiene qué comer toma el camino fácil; en cambio si das bienestar social, no tendrías que enfrentar los problemas de esta forma”.

Habla de responsabilidades compartidas, como escribió en Yo vengo a ofrecer mi corazón: “Y hablo de países y de esperanzas, y hablo por la vida, hablo por la nada, y hablo de cambiar esta nuestra casa… de cambiarla por cambiar nomás”. Y en estos cambios inmiscuye a las instituciones educativas latinoamericanas, como la UNAM, y a la juventud:

“Las universidades deben de generar máquinas de pensamientos, deben resolver los problemas sociales que enfrentan los países”, y sentencia que sus egresados deben de ser personas con capacidad y compromiso social.

Con esa filosofía hace música, arte, magia, misma que se podrá disfrutar el próximo seis de noviembre en el Auditorio Nacional. Para esta velada ha invitado a dos de sus compositores favoritos: Armando Manzanero y Pablo Milanés, además de Susana Zabaleta, Julieta Venegas y Café Tacvba.

“Con Susana ya había pláticas desde hace mucho tiempo de cantar juntos, pero no se había hecho nada, con Venegas ya había hecho duetos que me parecen buenos y por eso la incluí”, dice el cantautor, quien no sólo tocará canciones de su nuevo disco, sino también algunos clásicos a lo largo de 30 años en los escenarios, como El amor después del amor, tema en el que participará Susana Zabaleta.

Y aunque los años han pasado, esa canción aún marca un camino: “Aunque las cosas sean diferentes, no me puedo retractar de lo que he dicho y lo sostengo: nadie debe y nadie puede vivir sin amor”.

Finalmente, Fito Páez habla sobre sus planes como cineasta: “Ya tengo un guión, el problema es que me gusta trabajar con mucha libertad y tener esa libertad sale muy caro”.




Bookmark and Share

0 comentarios: