lunes, 28 de septiembre de 2009

LA IGLESIA DE CHIVAS

  • Milagroso 1-1 en C.U.
  • Pumas prácticamente se despide del apertura 2009
Por Isaid Mera
México (Aunam). Al final del partido entre Guadalajara y Pumas bien podría considerarse el área de Chivas como un centro religioso por los milagros que ocurrieron ahí, los Universitarios fallaron hasta decir basta; ocasiones sin portero, mano a mano y tiros al poste fue la tónica del encuentro. Uno a uno con goles de Jehu Chiapas y Javier Hernández con lo que el actual campeón parece decir adiós a la liguilla.

La entrada en el Olímpico Universitario fue la mejor en lo que va del torneo, prácticamente lleno el estadio ayudado por la gran cantidad de aficionados chivas. Durante todo el juego la “guerra” de porras animó a los jugadores, por un lado el ¡Chivas, Chivas! y por otro los ¡Goyas! Retumbaron en la cancha de C.U.

Apenas al minuto 6 los Pumas se iban adelante en el marcador, en una gran triangulación dentro del área la pelota le queda servida a Jehu Chiapas, con un disparo de zurda venció a Luis Michel. Los Universitarios jugaban como el campeón de apenas meses atrás y ya reflejaban su dominio.

Paupérrimo el nivel mostrado por Guadalajara en la primera mitad, sólo un disparo del “Chicharito” Hernández estremeciendo el poste fue lo que mostró el cuadro tapatío.

Por su parte Pumas arrinconó a Chivas todo el primer tiempo, cada llegada, ayudados por la defensa del rebaño, era peligro de gol. Una auténtica caricatura los defensores de Guadalajara.

Así como el torneo anterior el cuadro del Pedregal contaba con héroes que los sacaban a flote, este campeonato los villanos están haciendo acto de presencia. En el primer tiempo fue Martín Bravo fallando todas las oportunidades de gol que se le presentaron, en la más clara, tras un pase filtrado de Dante López, elude al portero Luis Michel, pero después saca un tiro muy despacio, Héctor Reynoso alcanzó a llegar a la pelota enviándola a tiro de esquina.

Darío Verón puso su granito de arena en el show de yerros de los Universitarios, a puerta vacía tras un disparo de Marco Palacios no pudo conectar bien el esférico, el balón pegó en las redes por fuera. Increíble lo que se devoró Darío.
En el segundo tiempo el villano fue Dante López, el guaraní estrelló una pelota en el poste cuando estaba a menos de cinco pasos de la portería de Chivas. Apenas comenzaba el concierto de errores del número 9 de Pumas.

Al minuto 67, en un tiro de esquina a favor de los felinos, Francisco Palencia de cabeza sirve para López, el paraguayo con un sinfín de lugares para escoger donde meter la pelota, escogió estrellarla en la humanidad de Michel.

Nadie podía creer lo que ocurría en C.U., y si había algún creyente, faltaba el milagro más grande en la portería de Guadalajara. Ismael Iñiguez remata un centro de Pablo Barrera, la pelota después de varios rebotes, queda a Dante López, sin portero, a 10 centímetros del arco, rodadita y para no creer, ¡el delantero no la logra empujar!, una jugada digna del museo de Ripley lo que falló el paraguayo.

Quizá Chivas colgó patas de conejo en todo el campo o se encomendó a los dioses del estadio, pues la suerte ayer le otorgó un punto. En el minuto 67, Xavier Báez saca un tiro sin problemas para Bernal, pero en el camino el esférico se encuentra con la punta del botín del “Chicharito”, la pelota se desvía colándose en la portería de Pumas. Cualquier jugador de Guadalajara que comprara Melate se ganaba el premio.

Paco Palencia al ver que sus compañeros se daban gusto fallando, colaboró al empate. En el minuto 78 quedó solo en el área, al recibir el balón le pega de primera intención de pierna zurda, sí, también falló, pelota a lado del poste de la cabaña del Rebaño.

A pesar de todo Pumas puede decir que el futbol fue justo con ellos, al minuto 90 Omar Arellano tuvo el triunfo para Guadalajara, quedó frente a Bernal, pero se revolvió con la pelota y cuando tiró, Efraín Juárez le tapo el envió. Nada más injusto para los felinos que perder ayer, por suerte, “El mago” falló.

No hubo tiempo para más, el árbitro José Alfredo Peñaloza decretaba el fin del partido. Pésimo resultado para Pumas, la liguilla está más lejos que nunca y sólo un milagro los llevará a la posibilidad de refrendar su campeonato. Chivas sigue en la pelea gracias a su grupo, el más malo de la liga, pero con su futbol tan lamentable se ve complicado que accedan a la fase final del torneo.




Bookmark and Share

0 comentarios: