lunes, 17 de agosto de 2009

CAMPEONITIS AGUDITIS EN PUMAS

  • Tigres gana en C.U. 9 años después
  • “Tuca” Ferreti mencionó que su equipo está avergonzado por los malos resultados
Por Isaid Mera
México (Aunam). Lo de Pumas ya no es sólo una simple campeonitis, ya es algo serio y que preocupa demasiado a jugadores, cuerpo técnico y a su gran afición. Volvieron a perder en el torneo, esta vez frente a los Tigres de la UANL, por 2 a 1; dos golazos de Lucas Lobos por parte de los neoleoneses y Pablo Barrera con otro gran gol por parte de los universitarios, escribieron la historia en C.U.

La entrada en el estadio Olímpico no fue buena, la hinchada puma no tenía muchos motivos para asistir a ver a su equipo, tres derrotas consecutivas eran muy poco aliento para asistir a la cancha.

Este domingo parecía que la racha terminaría con el regreso de Israel Castro y Efraín Juárez que venían de estar con la Selección y dar muy buen partido en la cancha del Azteca el pasado miércoles, sin embargo errores infantiles terminaron por hundir más al cuadro del Pedregal, que tiene el peor inicio en su historia con cuatro derrotas consecutivas.


El tormento universitario comenzó al minuto 24, Efraín Velarde intenta despejar un balón, pero lo hace de manera deficiente, dejándole la esférica a Lucas Lobos, éste recibe y de inmediato observa adelantado a Sergio Bernal, bombea la pelota metiendo un golazo de vaselina, así Tigres se adelantaba 1-0 en el tanteador.

El gol afectó bastante en lo anímico a Pumas, no ligaban 3 buenos pases, y el nerviosismo hacia mella en ellos, la afición por más goyas que lanzaba no lograba despertar a su equipo.

Al minuto 44, los regios tuvieron para matar el encuentro cuando Gastón “La Gata” Fernández se internó en el área completamente solo, remata a quemarropa, pero Sergio Bernal tapa, el rebote le queda de nuevo a Gastón que de cabeza manda su remate por encima del travesaño, se salvaba Universidad.

Así con un Pumas que repetía la misma historia de los tres encuentros previos, un equipo con muchas ganas pero poco futbol, Paul Delgadillo decretaba el fin de la primera mitad.

Para la segunda parte Ricardo Ferreti sacaba a Ismael Iñiguez que demostró un nivel penoso, por Francisco Palencia, con este cambio Pumas lucia más fuerte, llegando a acorralar en su trinchera a Tigres, el premio llegó al minuto 53.


Pablo Barrera le roba la pelota a Edgar Castillo, por el lado derecho, Palencia hace un excelente movimiento jalando la marca de los defensas, Barrera avanza al centro de donde saca un fierrazo de zurda que se clava en el ángulo izquierdo de Cirilo Saucedo, así Pumas empataba justamente el partido.

Todo pintaba para que Pumas consiguiera sus primeros tres puntos del torneo, pero la desconcentración otra vez los hizo perder la cabeza; Efraín Juárez que recibió tarjeta amarilla –rigurosa- en la primera mitad, se equivoca, en medio campo tira una patada que el árbitro Paul Delgadillo observa sacándole con la falta su segunda tarjeta amarilla y por ende su expulsión.

A raíz de la tarjeta roja parecía que “Tuca” haría algún movimiento y así no desordenar a la defensa, Jehu Chiapas, Fernando Espinosa ó Humberto González parecían buenas opciones, este cambio no llegaba, lo que ocasionó una descoordinación en la zaga universitaria quedando solo “La Gata” Fernández, al enfilarse al área recibe un ligerísimo toque de Darío Verón, Delgadillo que ocupó un papel protagónico en el partido no dudó al sacarle la tarjeta roja al 4 de los Pumas; los del Pedregal se quedaban con 9 y ahora si, a rezar.

Con 9 hombre lucia desolador el panorama, Daniel Guzmán técnico de Tigres notó los espacios que dejaban los locales, así decidió sacar a un voluntarioso Lucas Ayala por el mal odiado por los fanáticos puma, Francisco “Kikin” Fonseca, a su vez Ferreti sacaba a dos delanteros, Dante López y Martín Bravo, metía a Fernando Espinosa y Humberto González, con estos movimientos el encuentro se inclinó de un solo lado, los regiomontanos buscando el gol de la victoria y Pumas apelando a un milagro y rescatar un punto.

Al 77´ el hombre del partido, Lucas Lobos, sentenció el encuentro, toma el balón en la media luna y sin mucho vuelo coloca estupendamente el balón pegada al palo derecho de Bernal que sólo le faltó una cámara para ser un fotógrafo más y apreciar el gran gol de Lobos, Tigres mataba a Pumas.

Después del segundo gol de los norteños, Pumas y Tigres sólo deambularon en la cancha, unos, muertos anímica y futbolísticamente y otros tranquilos por el nulo peligro que se provocaba en su portería.

Así el cuadro del pedregal sigue sin saber lo que es sumar puntos en el Apertura 2009; el siguiente viernes jugará contra Estudiantes en Zapopan buscando salir del hoy en el que se encuentra. Por su parte Tigres se declaró listo para enfrentar el clásico norteño el próximo sábado frente a los Rayados del Monterrey.


Bookmark and Share

0 comentarios: