miércoles, 6 de febrero de 2019

JOEL VELÁZQUEZ: “NO SOY BASURA, TENGO MUCHAS GANAS DE SALIR ADELANTE”

Por: Luisa Fernanda Soto Ruiz
Ciudad de México, Aunam. Era una mañana soleada y entre el ajetreo de las personas, Joel Velázquez tenía un semblante cansado, al mismo tiempo, sentado en el pasto guardaba sus pertenencias con una sonrisa amable, se preparó bajo la sombra de un árbol para charlar breves anécdotas de su vida y sobre todo lo mucho que le gustaría cumplir sus sueños, pues entusiasmado mencionó:


“El estudio es lo que me mantiene fuerte y con muchas ganas de querer transmitirlo y hacer algo por los demás, porque de nada sirve aprender tanto sino lo ocupas para cambiar la realidad”.

Desde muy pequeño se interesó por aprender, descubrir y cuestionar todo lo que estaba a su alrededor, su mejor compañía era la naturaleza ya que le encantaba inventar nuevos juegos. “Es muy ameno recordar mi infancia porque tuve lo que pude, no me puedo quejar, hice lo que quise, mi niñez fue saludable y con mucho aprendizaje”, contestó.

Joel Velázquez de 25 años es de nacionalidad hondureña, sus padres son docentes: “de mis padres aprendí el amor al conocimiento y lo importante que es tener una educación para crecer como persona, realmente ellos fueron mi ejemplo para buscar algo mejor para mí y no quedarme estancado en un país donde no nos ayudan”.

Hace un mes la caravana de migrantes partió de Honduras, el camino no ha sido fácil y Joel Velázquez es testigo de ello, con tono nostálgico y una mirada cabizbaja dijo “me siento triste de saber que mi gente no tiene los recursos para sobrevivir en mi país, no es posible que el ser humano abuse tanto de su autoridad y quiera minimizar a las personas cuando lo único que se busca es estabilidad”.

El joven hizo un gesto de desagrado y con voz firme manifestó: “los trabajos que te brindan en Honduras no te generan una prosperidad para mantenerte día con día, solo quien tiene cargos políticos tienen privilegios y tienen una vida de ‘rata’, es decir, consumiendo y gastando”.


Gracias a la educación que le brindaron le fue posible conocer cómo estaba regida la sociedad, la política y los estratos sociales, además, de la construcción del ser humano. “Yo tengo una ideología abierta muy distinta a las personas y eso fue lo que me llevó a salirme de mi país, porque me gusta estudiar y no en todos los países admiran el conocimiento, la sabiduría, entonces por eso decidido irme, porque no me considero basura, tengo muchas metas y ganas de salir adelante”.

Joel Velázquez se considera un chico con diversas habilidades, las injusticias son su mayor enemigo, por ello, es perseverante, al comentar cuál era su más grande meta suspiró, soltó una pequeña sonrisa y dijo:

“Me gustaría ser un extensionista rural, quiero generar una economía positiva mediante la agricultura y esto algo que los imbéciles se han olvidado, porque el dinero viene de la tierra, la naturaleza y no de algo que te invente solo para estar consumiendo, cuando lo que realmente importa es la alimentación y los recursos naturales”.

Su nobleza lo impulsó a salir de su país y ahora solo espera a que sus metas se cumplan “yo me pude haber quedado en mi país, pero iba a tener un trabajo de rata y eso no es lo que quiero, yo quiero ayudar a la gente a pensar”.

El joven se siente agradecido por el recibimiento que le han dado en México: “la verdad es que aquí en México son muy buenos, nos dieron mucha ropa, medicamentos me he sentido muy querido por la gente, desgraciadamente tenemos que irnos y seguir luchando por una mejor calidad de vida”.




Bookmark and Share

0 comentarios: