martes, 22 de marzo de 2011

CAMISAS AZULES, MANOS NEGRAS, DENUNCIA LA CORRUPCIÓN Y SAQUEO EN PEMEX

Por Katia Rodríguez Rodríguez
México (Aunam). La labor periodística es importante en todas las sociedades no sólo para dar a conocer sobre acontecimientos de interés para la sociedad, sino también para exponer a la luz pública actos que la perjudiquen. El libro de la periodista Ana Lilia Pérez, Camisas azules, manos negras: El saqueo de Pemex (prologado por el periodista Miguel Ángel Granados Chapa) se suma a la lista de publicaciones encaminadas a denunciar actos de corrupción por parte de la esfera política y empresarial de México.

Camisas azules, manos negras es el resultado de las diversas investigaciones y publicaciones realizadas por Ana Lilia Pérez para la revista Contralínea sobre los distintos robos a Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de la autorización de contratos millonarios por parte de servidores públicos. Los manejos en la paraestatal registrados son durante el sexenio de Vicente Fox y Felipe Calderón.

La periodista realiza una fuerte denuncia hacia César Nava Vázquez, antiguo Abogado General de Pemex (2001-2003) y ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN). A lo largo del libro se explica cómo simulaba la defensa a las denuncias que llevaban a cabo en contra de Pemex Petroquímica. Nava contrataba del mismo bufete a los abogados que representaban a las empresas denunciantes y los que defendían a la paraestatal. De esta forma, los casos eran perdidos y el dinero iba a parar a estas empresas, cuyos dueños eran de los familiares y amigos del panista.

Otra línea importante del libro es la lucha de poder entre Juan Camilo Mouriño (en ese entonces Secretario de Gobernación y contratista de Pemex), contra Jesús Reyes Heroles (ex director de Pemex). Cada uno buscaba el control de la petrolera para beneficio de los intereses que representaba: Mouriño procuraba las trasnacionales europeas y los negocios familiares; y Reyes Heroles el cabildero con las empresas texanas.

Durante el libro se explican detalladamente los diferentes contratos, bajo el contexto de la Reforma Energética, de empresas en áreas que eran reservadas para el estado. Así, empresas como Oceanografía entraron a la exploración y producción de hidrocarburos, mantenimiento y operación de ductos. Con una amplia documentación e investigación de campo se muestra cómo no se realizaron las obras o mantenimiento en distintos estados del país y que, en cambio, el dinero destinado a ello fue robado.

Camisas azules, manos negras no sólo denuncia a los funcionarios panistas o empresarios, sino también cómo son las condiciones laborales en las que se encuentran los trabajadores y el deterioro de las mismas plantas de Pemex por falta de mantenimiento. Todo esto brinda un panorama que explica la actual situación de Pemex.

Ana Lilia Pérez hace muestra del conocimiento que posee sobre el tema: el funcionamiento de la paraestatal, la legislación, los contratos y las obligaciones de los funcionarios públicos. No sólo va a la exposición de los hechos, sino que plantea un contexto en donde presenta cada uno de los antecedentes políticos y familiares de los involucrados o la historia de cada una de las empresas para lograr una mayor comprensión.

Uno de los aspectos importantes del libro son la copia de los contratos, con los que prueba los fraudes realizados. Algunos de estos documentos y declaraciones fueron obtenidas por funcionarios dentro de Pemex, los cuales permanecen en el anonimato.

Ana Lilia Pérez no dio un seguimiento del tema sin estar involucrada. Ella ha sido parte de los procesos de investigación contra la paraestatal, como en el 2008 cuando tuvo que asistir a una serie de comparecencias contra diversos funcionarios de Pemex, por parte de una comisión investigadora en el Congreso. A su vez, en el mismo libro menciona la serie de amenazas que recibió por parte de Mouriño y otros funcionarios por sus diversas publicaciones referentes al manejo de Pemex.

Uno de los problemas del texto es que los lectores que no estén familiarizados con la legislación o el funcionamiento de Pemex, pueden perderse con facilidad entre la cantidad de datos, contratos y personajes que maneja; aunado a que no existe una explicación ciertos términos especializados. En ese sentido, la lectura puede dificultarse, volverse densa e incomprensible.

Camisas azules, manos negras ha ido más allá de su función, exponer una serie de irregularidades de los altos funcionarios de Pemex. El libro es fundamental a tal grado que durante este mes de marzo en la Cámara de Diputados se creó una Comisión Especial Pluripartidista, presidida por el diputado David Penchyna Grub, donde se analizarán las 56 pruebas documentadas y van a investigar las irregularidades mencionadas en el libro. Con ello buscan conocer quién era el presidente del consejo de administración en los diferentes momentos de la asignación de contratos. Esta investigación seguirá vigente hasta que se cumplan los objetivos fijados.

Ana Lilia Pérez es licenciada en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Tiene un diplomado en Historia de México, por la Academia Mexicana de la Historia, y otro en Periodismo Financiero, por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Ha sido corresponsal del diario Milenio, colaboradora de los diarios La Jornada, El Financiero, Excélsior y Novedades. Desde 2003 es periodista de investigación de las revistas Contralínea y Fortuna. En febrero de 2008 revelo en la revista Contralínea los contratos que Juan Camilo Mouriño firmó con Pemex.

Libro: Pérez, Ana Lilia. (2010). Camisas azules, manos negras: El saqueo de Pemex desde Los Pinos. Editorial Grijalbo. México.





Bookmark and Share

0 comentarios: