jueves, 10 de enero de 2019

RECIBE LYDIA CACHO DISCULPA PÚBLICA DEL ESTADO MEXICANO

Por: Nilsa Hernández
Ciudad de México (Aunam). La periodista Lydia Cacho recibió una disculpa pública por parte del Estado mexicano por las violaciones de los Derechos Humanos, de las cuales fue víctima en el año 2005 después de la publicación de su libro “Los Demonios del Edén”.


En conferencia de prensa, en la sala Revolución de la Secretaría de Gobernación, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez, a nombre del Estado mexicano, ofreció una disculpa e informó que asumirán la responsabilidad y acatarán la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, hecha el 31 de julio del 2018.

“Por lo que hemos de asumir, como lo ha señalado el Comité de Derechos Humanos de la ONU, que el Estado mexicano falló en su responsabilidad de proteger los derechos de libertad de expresión, integridad personal, el derecho de no ser sometida a tortura, a la no discriminación en razón de género, libertad y seguridad personal (...) así como los actos de discriminación a la que fue expuesta durante y después de la detención”, afirmó Encinas Rodríguez.

También expresó que el Estado mexicano se compromete a implementar medidas para que los hechos que fueron causa de las violaciones a los derechos de Cacho Ribeiro no le vuelvan a suceder a ella ni a otro periodista.

En el podio también estuvieron presentes: la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero; Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; el representante de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, Jesús Peña Palacios y la directora de Artículo 19, Ana Cristina Ruelas.

Peña Palacios mencionó la falta de investigación y sanción a las personas responsables de las violaciones de los derechos de la periodista, quienes vulneraron los artículos dos, tres, siete, nueve y 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Afirmó que en el primer dictamen declara culpable al Estado mexicano.

También informó que las medidas que el Comité implementó fueron: realizar una investigación sobre los hechos denunciados por Lydia Cacho, castigar con penas adecuadas a los responsables, ofrecer una compensación a la periodista y adoptar medidas pertinentes para que no vuelvan a ocurrir estas acciones.

La también defensora de Derechos Humanos, Lydia Cacho, presentó las grabaciones de las llamadas entre el ex gobernador del estado de Puebla, Mario Marín y el empresario Kamel Nacif Borge quienes durante el periodo de detención de la periodista expresaron afirmaciones como:

“Pues ya ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad”.



Cacho afirmó que estas grabaciones fueron expuestas, hace casi 14 años, ante la Suprema Corte de Justicia para demostrar cómo funcionaba esa red criminal y buscar desaforar al entonces gobernador, pero sus demandas fueron negadas.

“Pocas veces tenemos la oportunidad de escuchar la voz de los autores intelectuales de uno o varios crímenes. Cómo planean y solidifican la colusión entre servidores públicos(...) hasta llegar a ordenar a un policía o militar que viole, torture, desaparezca, asesine o encarcele a una persona inocente (...) hoy estamos en la Secretaría de Gobernación que en aquel entonces no quiso abrirme la puerta”, declaró la periodista.

Expresó que la disculpa es el primer paso de la reparación integral, pues ella buscará que todos los autores intelectuales tengan un juicio. También mencionó otros casos de violaciones en los Derechos Humanos en México que todavía no tienen justicia, como las mujeres vejadas por policías estatales en San Salvador Atenco, durante el mandato del entonces gobernador Enrique Peña Nieto, y el caso de la guardería ABC, donde murieron 49 niños y niñas. “No lo pedimos, lo exigimos”, condenó.

Ante esto, Olga Sánchez Cordero afirmó: “nunca más en esta Secretaría de Gobernación la censura ha de tener cabida”, y reiteró que protegerán a los periodistas y a todos aquellos que denuncien violaciones a los Derechos Humanos.




Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 9 de enero de 2019

“CULTURA EN MÉXICO, DESAPROVECHADA POR SU POBLACIÓN”: JAIME MORALES

Por: Nahomi Carolina López Ramírez
Ciudad de México (Aunam). La falta de una efectiva educación cultural en México es el motivo principal para que Jaime Morales Paleta iniciara su proyecto llamado “Educando con cultura”, donde trabaja con otros nueve estudiantes universitarios dando recorridos en el área de palacio de Bellas Artes, y crea vídeos en YouTube para transmitir información cultural.



“El objetivo es incentivar la cultura a todo tipo de personas, especialmente a la clase media, que es la que más abunda en el país”, expresó Morales. México brinda las posibilidades para que los ciudadanos visiten museos y exposiciones culturales, la mayoría de estas actividades son gratuitas, sin embargo, son pocos aquellos que lo aprovechan.

El centro histórico de la ciudad de México y otros lugares de recinto cultural que ofrece el país, a diario son visitados por personas extranjeras, las cuales, en ocasiones, conocen más de las raíces mexicanas que los propios nativos. “En el medio extranjero y casi toda Latinoamérica, es muy llamativa la cultura indígena, porque carecen de un origen prehispánico”, comentó Morales Paleta.

El youtuber considera que la falta de interés cultural se origina en la vaga enseñanza familiar, la mayoría de los mexicanos creen que los museos son aburridos, no aprecian el arte porque no conocen su significado, y por lo mismo no les es llamativo. Afirma que debido a las tecnologías y a que cualquier información está en internet, visitar un museo es considerado una falta de tiempo.

“El arte contemporáneo actual es producción en serie. Los nuevos artistas han olvidado transmitir sentimientos en sus obras, lo han dejado de lado sólo para complacer a una élite y no a todo el pueblo, y se supone que el arte es para todos”. Para Morales Paleta, los hermanos Jorge y Javier Marín son los mejores en esta rama artística.

“La cultura es parte de la identidad y apropiación de un lugar, y los ciudadanos de México, pese a pertenecer a un sitio rico culturalmente no se nutren de él; es importante incentivar la conciencia de la necesidad de conocer al respecto”, expresó Morales Paleta.

Los últimos miércoles de mes, en México existe La noche de museos, para invitar a la población a asistir a los recintos culturales, éstos permanecen abiertos toda la noche y son gratuitos.




Bookmark and Share

Leer más...

UN SALTO AL PASADO: SER MÉDICO CON LOCURA

Por: Natalya Carolina Sosa.
Ciudad de México (Aunam). Jimena Desiree Sosa es una joven de 24 años que está por terminar el onceavo semestre de la carrera de Medicina en la Facultad de Medicina (FacMed) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es decir, se encuentra concluyendo su internado médico en el Hospital General Regional 220, en Toluca.


Con el rostro lleno de alegría y el reflejo de los rayos del sol en sus lentes, Jimena Desiree entró a la terraza de la cafetería, rodeada del sonido de los carros que se estacionaban al llegar al lugar. Llamando la atención de los meseros que la veían sorprendidos por el vestido negro y ajustado que marcaba sus caderas; se sentó al mismo tiempo que saludaba y se ponía cómoda para comenzar a contar los hechos que marcaron su vida.

“Sinceramente no recuerdo mucho de mi infancia, tengo recuerdos vagos, o de momentos que me marcaron. Por ejemplo cuando nacieron mis hermanas; de Gabi no recuerdo mucho, pero de Nati sí, mis papás se fueron todo el día y nos dejaron con mi tía América, y en la noche llegaron con un bebé. O cuando entré al kínder y lloré, vi a una de mis tías le dije que me sacara y que me llevara con ella”, dijo entre risas.

Continúo contando anécdotas sobre su vida académica, recordó que su mamá siempre fue su mayor exigencia, ya que ni en vacaciones la dejaba descansar de las tareas. En la primaria su año más “cool” fue tercer grado: “estuve con la mejor maestra, era bien exigente y daba miedo, me acuerdo de que hasta lloraba con mi mamá y quería cambiarme de grupo”, agradeció no haberlo hecho, porque aseguró haber aprendido mucho de ella.

“En sexto año conocí a las primeras personas que considere amigos, hasta la fecha aún platico con algunos. Como con Marisol, ella marcó mucho mi vida y si aún pudiera estar con ella, le haría saber que fue una gran amiga”.

En ese tiempo, cuando Desiree tenía 12 años su mamá buscó una actividad recreativa para ella y sus dos hermanas en un Foro Cultural en la delegación de Magdalena Contreras, la actividad de Jimena fue danza árabe: “recuerdo ser buena, yo creo que sí me hubiera metido de lleno, sería una experta actualmente”. Sin embargo, su estancia en el Foro fue durante un periodo de vacaciones.

Después de preguntar sobre la secundaria, su mirada reflejó extrañeza y entonces dijo: “fue la peor etapa que tuve, no me gusta, nunca me gustó. Ahí conocí lo que es capaz de hacer una persona con el fin de causar daño, conocí que no todos son amigos, no a todos se les puede confiar algo importante, pero de todo eso ‘malo’, también descubrí la importancia de las personas que sí valen la pena”.

Cuando Jimena se encontraba en el último año de secundaria, celebró su fiesta de cumpleaños número 15, la cual describió como “bien cool”. Ya que fue de disfraces y pensó que ningún invitado se iba a disfrazar realmente, sin embargo, en la fiesta podías ver a personajes como Michael Jackson, Shakira y hasta Freddie Mercury.

Una de las etapas más significativas para Desiree fue la preparatoria, la cual cursó en la preparatoria número 5 “José Vasconcelos”, ubicada en Calzada del Hueso. Su primer año no fue muy agradable y no tiene muchos recuerdos, solo los de tres amigos: Gonzalo, Daniela y Roberto, pero en la actualidad no sabe qué es de sus vidas.

“Quinto año fue mi primera vez en muchas cosas, en salidas con mis amigos, el llegar tarde y regaños en casa, pero todo fue bonito. Conocí a Laura y aunque ahorita ya no tenemos una amistad muy estrecha, sé que puedo contar con ella cuando yo lo necesite”.

En ese tiempo salía con un chico, llevaban alrededor de dos años cuando ella decidió ya no estar con él por dos razones, la primera porque ya no lo quería y la segunda porque se estaba perdiendo la oportunidad de conocer a más personas, ya que él todo el tiempo quería que estuvieran juntos y eso la absorbía mucho.

“Y por fin llegó el último año”, expresó con emoción al recordar sus mejores momentos en la preparatoria. “Sexto fue el mejor, conocí a mis mejores amigos, fue el más bonito, fue diversión, tristeza, responsabilidad y muchas otras cosas. Pero al final siempre voy a recordar cuando mi mamá me dijo: ‘los mejores amigos y los que conservarás toda tu vida, muchas veces son los de la prepa’”.

La universidad la describe como algo muy difícil y cruel. Porque muchos de los estudiantes no están preparados para tal cosa, en su caso, escogió la carrera de medicina, “no me arrepiento, pero sí estaba loca cuando decidí estudiarla”, dijo entre risas al recordarlo.

“Entras creyéndote un estudiante perfecto, con promedio de excelencia y justo en ese momento llega Facultad de Medicina a decirte que no, que le tienes que chingar y esforzarte, que el sueño ya no tiene horarios, que las comidas tienen tiempo para después, pero que por favor no olvides que tienes una familia, amigos y vida propia. Y es increíble, porque realmente no sabes cómo le haces, simplemente lo haces”.

En 2014 cuando Desiree cursaba su segundo año en la facultad, se enfrentó a dos de las peores crisis emocionales por las que ha pasado, la primera en cuestión de si debería seguir en la carrera de medicina, y la segunda porque conoció a la persona que más me le ha enseñado en la vida, su exnovio.

“Gracias a Dios, ya no está en mi vida, pero a pesar de que me hizo tanto daño, hoy puedo decir que me enseñó que es lo que soy y lo que valgo, lo que quiero de una pareja y lo que no, que tengo voz y valentía para decir que no quiero, que nadie tiene el derecho de decirte que eres lo peor, que eres mala persona, que no vales, y mucho menos, cuando tú, lo único que has hecho es quererlo y estar con él”.

Agradece que ya no esté en su vida, afirmó que si algún día lo vuelve a ver le daría mucho gusto que la vea bien emocional y físicamente, que todos sus malos tratos y golpes psicológicos no le remuerdan la conciencia. Expresó con seguridad y firmeza haber superado esa parte de su vida, y aseguró no volver a permitir eso de nadie pues se siente bien con ella misma y está orgullosa de eso.

“En ese mismo tiempo acepté a Cristo Jesús como mi señor y Salvador, conocí a mis hermanos en fe y Dios me dio unos papás espirituales que son las personas más hermosas, es Dios diciéndome que me quiere a través de ellos”. Esto es para ella la parte más fundamental de su vida, porque la ha transformado en una nueva y mejor persona.

Algo que marcó la vida de Jimena Sosa y la de su familia fue cuando su papá se accidentó y se quedaron sin nada literalmente. Ver a su papá con la columna casi deshecha después de haber caído de un segundo piso le hizo aprender que la vida cambia en cuestión de segundos. Aprendió a valorar el esfuerzo sobrehumano que hacen los papás, que todo en esta vida tiene un trabajo por detrás.

“Mi familia se unió para sacar fuerzas y apoyo de quién sabe dónde. Nunca tuve una relación cercana con mi papá, pero ese accidente cambió mi vida, ahora sé el esfuerzo que él hace por mí y mis hermanas, no me imagino qué hubiera pasado si él ya no estuviera aquí”, dijo con los ojos llorosos.

“Llegando al punto donde hoy me encuentro puedo decir que este año no sólo fue el más arriesgado, sino el más valiente y responsable que he tenido en mis 24 años”. El internado médico la orilló a tener que vivir sola, lo cual no es cualquier cosa para ella porque asegura que pasan dos cosas: se confunde con libertinaje o libertad. A demás, “es cuando valoras el que tú mamá te despierte, que te ayude con comidas, con ropa limpia y planchada, porque si no lo haces tú, nadie más lo hará”.

El internado la ha cambiado y la ha hecho madurar, justo como le decían sus compañeros. Asegura que es el momento en el que descubres que te gusta y que no, si la carrera de medicina es lo tuyo, “te da un pavor cuando te dicen que vas a hacer guardias y que no vas a dormir. Y no sólo eso, estás frente a pacientes y enfermedades reales, ¡ya no es el libro! El libro ahora es el paciente, sabes que te falta mucho, sin embargo, sigues adelante para seguir aprendiendo”.

Jimena ha aprendido a trabajar en equipo, a pasar horas seguidas sin comer, a que no dormir y estar horas parado en el quirófano con dolor de pies es normal, “hasta utilizas cosas como: el gato de cabeza para una buena guardia” expresó sin poder contener la risa y agregó que eran chistes de médicos.

Añadió que en el hospital creas lazos familiares, que hay médicos de todo tipo; los trabajadores y los flojos que incluso hay ocasiones en las que vas a querer ahorcarlos pero que al final de día llegas a quererlos, porque ahora hasta saben cómo duermes y si roncas o no.

“Está bien cool haber elegido esta carrera. Ves muchas cosas, y tengo infinidad de anécdotas tanto bonitas y feas. Como la primera vez que vi cuando murió un paciente, la primera vez que hice un procedimiento médico y es una sensación bien bonita porque tú lo hiciste y te salió”.

Desiree Sosa afirma que no tiene palabras para describir que su esfuerzo y todo lo que antes describió, valió y seguirá valiendo la pena cuando le dicen “muchas gracias doctora”. Asegura que no sabe qué va a pasar con su vida, pero que, sin duda, quiere seguir trabajando en un hospital.





Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 7 de enero de 2019

AJEDREZ: EL DEPORTE OLVIDADO

Por Claudia Roldan
Ciudad de México (Aunam). En Parque de la China de la alcaldía Azcapotzalco, me espera Frida Santiago González, quien previamente selecciono una banca bajo la sombra de los árboles, sobre la que está extendido un tablero bicolor con peones, caballos, alfiles y torres, listo para que una nueva partida de inicio. Con un cordial apretón de manos me saluda y me invita a jugar ajedrez con ella.


“Lo que más disfruto de este deporte, es hacer estrategias y buscar la manera de vencer a mis rivales”, dice Frida Santiago para posteriormente explicarme las reglas del juego. “Pero sin duda lo más emocionante es cometer un error y ocultar el desliz de tu rival para que no vea la jugada que te puede hacer perder”. Con estas palabras, la jugadora profesional da inicio a la partida y a la entrevista.

“Yo comencé a jugar hace once años, cuando tenía siete. En ese entonces, tomaba clases de inglés en la casa de cultura de Azcapotzalco y la verdad nunca me gustó. Mi maestra siempre llegaba tarde y mientras la esperaba iba al salón vecino donde enseñaban ajedrez. Si decidí cambiarme de clase, no fue porque me gustara el juego, sino porque odiaba aún más aprender otro idioma. Pero con el tiempo me gustó, y mucho”, dice Frida Santiago con una sonrisa tímida en el rostro.

“Para mí el ajedrez es una herramienta, me ha ayudado mucho a controlar mi nervosismo, me ha enseñado a respirar y a encontrar estrategias que me ayuden a resolver problemas que parecen imposibles”, declara la jugadora mientras seca un poco de sudor de su piel de marfil, igual a los cuadros claros del tablero que se posa entre nosotras. No suda por el nerviosismo, que evidentemente no le provocan mis inexpertas jugadas, sino por el fuerte e inusual calor de una tarde decembrina.

Santiago afirma que el ajedrez es un deporte del que cualquiera puede disfrutar como pasatiempo, pero que necesita dedicación, entrega y mucha disciplina si se busca llegar lejos en el ámbito competitivo.

“Muchas personas ni siquiera saben que es un deporte, pero claro que lo es, es uno muy demandante. Para practicarlo profesionalmente necesitas entrenar muchos aspectos: necesitas ser fuerte psicológicamente, pues tus problemas personales no pueden distraerte durante una partida. Incluso debes saber lidiar con la tensión, necesitas entrenamiento mental para crear jugadas más eficientes, pero también necesitas entrenamiento físico para resistir cuatro horas consecutivas por partida y de nueve partidas por competencia”, explica la joven jugadora mientras derriba mi segundo alfil negro, del mismo color que su cabello.

Ella ha participado en diversas competencias de ajedrez a nivel nacional donde ha representado a instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México desde que tiene 15 años.

En el Torneo Inter zonal Selectivo a olimpiada del 2016 se coronó como Candidata a Maestra (CM), reconocimiento otorgado por la Federación Mundial de Ajedrez conocida como FIDE por sus siglas en francés. Dicha condecoración implica un excelente desempeño en contra de jugadores élite y es reconocido internacionalmente.

“El deporte es sumamente noble, jamás he escuchado que alguien se lesione por practicar ajedrez, aunque debo admitir que es tan agotador que la tensión expresada en sudoración te puede hacer perder cuatro kilos en tan solo una partida”, comenta la joven mientras aniquila a mi caballo sin aviso previo dejando en el tablero solamente tres de mis piezas.

“Aunque amo este deporte, sinceramente no pienso continuar toda mi vida con él profesionalmente hablando, aunque me encantaría hacerlo. La realidad del deporte en México es muy triste cuando la vives desde dentro, pues el presupuesto que se le asigna a las instituciones correspondientes rara vez es empleado para apoyar a los deportistas. Si los gimnastas o los judocas no reciben apoyo económico, imagina la ayuda que obtienen los jugadores de ajedrez”, declara la Candidata a Maestra con evidente decepción.

Santiago González pone a mi rey en jaque con su último movimiento, tan contundente como su última frase: “el ajedrez es un deporte desconocido, olvidado. Si la gente común no lo recuerda, no es de extrañar las grandes instituciones del deporte en México lo hagan también”.




Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 31 de diciembre de 2018

PROYECTAN EL CASCANUECES EN LOS PINOS

Por: Nilsa Hernández
Ciudad de México (Aunam). Como parte de las actividades para celebrar la época decembrina y el próximo año nuevo, en el Complejo Cultural “Los Pinos” proyectaron de manera gratuita, a través de pantallas gigantes con alta definición, la grabación de la última presentación de El Cascanueces en el Auditorio Nacional.


Desde las dos de la tarde del 29 de diciembre, cientos de personas acompañados de sus familiares y amigos tomaron un lugar para poder presenciar la adaptación de la Compañía Nacional de Danza del clásico navideño del escritor y compositor prusiano Ernst Theodor Amadeus Hoffmann (1776-1822).

La obra de El Cascanueces fue estrenada en diciembre de 1892 en el teatro Mariinsky de San Petersburgo.

Este año la coreografía estuvo a cargo de la maestra de ballet y coreógrafa polaca, Nina Novak; en escena estuvieron más de 150 artistas de los cuales también participaron integrantes de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); mientras que la música del compositor ruso Piotr Ilich Chaikovsky (1840-1893) fue presentada por la orquesta del Teatro de Bellas Artes la cual dirigió Srba Dinic.

Desde el comienzo de la obra, con la aparición de una gran nuez seguido con la casa de la familia Shtalbaun, los asistentes movieron los asientos para poder evitar los rayos del sol, otros decidieron dejar su lugar para acomodarse en el pasto que había en el recinto y unos cuantos decidieron usar sus chaquetas para impedir que el calor del lugar les impidiera apreciar el montaje situado en una navidad en Rusia del siglo XIX.

Después de la obra la señora Mireya Martínez, asistente de la proyección, dijo que aun cuando ella conocía la historia por las diversas adaptaciones que ha tenido en cine y televisión sus hijos no sabían de qué trataba, razón por la cual decidió llevarlos al Complejo Cultural ubicado en la calle Parque Lira del Bosque de Chapultepec en la Ciudad de México.

Afirmó que le agrada la idea de que sean realizadas estas actividades en Los Pinos, pues para ella la cultura se está perdiendo y es una buena forma para que los niños accedan a la cultura. Indicó que le gustaría que presentaran funciones en vivo, así como exposiciones y conferencias.

Gloria López, quien esperaba poder ver la función de las cuatro de la tarde, aseguró que estas actividades permiten que las personas que no tienen los recursos para poder ver la función en vivo. Sugirió que sean tomadas en cuenta las historias de Disney, para ser presentadas en el recinto, para así poder llamar la atención de los niños.

Asimismo, María Teresa Álvarez comentó que no conocía la historia original y que el interés hacia este clásico fue lo que la impulsó para ir a la proyección de los pinos, lugar que le parece muy grande y con el espacio adecuado para hacer estas actividades. Cuestionó que en el lugar no adaptaran y acondicionaran una forma para que los asistentes pudieran evitar los rayos del sol. También propuso que sean tomados en cuenta las prácticas deportivas para que sean exhibidas en la antigua residencia presidencial oficial.

Rocio Rubio, expresó que sólo vio la mitad de la primera función por lo que esperaría, junto a sus dos hijas, la proyección de las 16:00 horas, pues no conocía por completo la historia, “estuvo bonita y sorprendente por lo que hacen las bailarinas”, comentó.

Aseguró que estas actividades en Los Pinos ayudan a la convivencia familiar, así como los demás entrevistados, la señora Rubio comentó que le gustaría que también presentarán funciones y obras teatrales en vivo, principalmente actividades de danza regional mexicana.

La proyección del video de la obra de El Cascanueces en Los Pinos será los días 29 y 30 de diciembre, serán dos funciones: a las 14:00 y a las 16:00 horas. Durante el mes de diciembre la Secretaría de Cultura ha presentado diversos conciertos y proyecciones en la ex residencia oficial, como forma de fomentar la cultura a la población mexicana.












Bookmark and Share

Leer más...

NO TEMBLARÁ MAÑANA POR SER LESBIANA: NATALIA MUÑOZ

Por María Angélica Flores Velázquez
Ciudad de México (Aunam). “Mis dos abuelos fueron educados de una manera conservadora y muy tradicionalista, educaron así a mi mamá y, por consiguiente, ella a mí. Mi familia trata de ir a misa todos los domingos, intenta ser apegada a Dios, pero yo no voy mucho con lo anterior”, expresó Natalia Bjork Muñoz Almaraz.


Seis años de la vida de Natalia Muñoz estuvieron dedicados a una escuela católica. Considera que la iglesia está en contra de salir de su propio régimen y castiga todo lo que esté fuera del mismo, por ello ha tenido que ocultarle a su familia diversas cosas.

Natalia Muñoz distinguió en tercero de secundaria que sentía una atracción mayor por sus compañeras. Agregó riendo y moviendo los dedos para simular comillas “la edad exacta en que me di cuenta de que era así, tenía más o menos 15 años”, como su familia es apegada a la religión había reprimido sus preferencias sexuales.

“Cuando me di cuenta de que no era como el estereotipo de una niña, pero mis amigas sí, provocó que siguiera con las apariencias y no cambiara mi relación con ellas”, expresó mientras desviaba la mirada hacía las fotografías de la pared. A partir de los 17 años fue cuando Natalia Muñoz decidió dejar de ocultarlo a las personas más cercanas de su vida y que no fueran parte de su familia central.

“Vengo de una familia que es cerrada, con la idea de ‘si eres niño buscas una mujer’, a tal edad te casas, a tal edad ya tuviste que haber estado trabajando, la mujer está en su casa cuidando a los hijos y haciéndose cargo de la casa; mientras el hombre trabaja para mantener a su familia. Esa es la mentalidad de mi familia, de mis abuelos y hasta de mi mamá hoy en día”, expresó.

Debido al tipo de pensamiento que tiene su familia, cuando decidió comentarles su preferencia sexual tenía mucho miedo del rechazo, siempre ha sido una persona muy cercana a su familia. “Soy la única nieta, la única sobrina y la única hija de esta familia, entonces todas las miradas siempre están sobre mí y no solamente en este ámbito, sino que en todos los demás”.

“No puedo seguir de esta manera, ocultándole algo que no puedo cambiar, a una persona tan importante como es mi mamá. No puedo seguir aparentando ser una persona que no soy”, eso fue lo que pensó Natalia Muñoz antes de confesarle a su mamá sus preferencias sexuales. Lo que su mamá le respondió fue: “tú eres mi hija y voy a seguir amando seas como seas”.

La siguiente persona de su familia a la que Bjork le contó que es lesbiana fue a una de sus tías muy cercana a su edad, dicha tía respondió de la siguiente manera: “wey, yo ya sabía. Ya te había visto, ya te había escuchado, sabía todo, pero no te lo decía por no hacerte sentir incómoda”, hecho que significó mucho para Natalia Muñoz.

La aceptación de su familia no significó que todos la aceptaran, durante la preparatoria algunos de sus amigos se apartaron de ella. Asegura que los comentarios de las personas “siempre se los ha resbalado por donde se le antoja”, ha aprendido a ser valiente por el rechazo que conlleva ser lesbiana.


Al inicio Natalia Muñoz decía que era bisexual, como una manera de tapar que realmente es lesbiana. Expresó que lo veía como “sí, puede que sea diferente, pero leve, tampoco tan diferente”, después se dijo a ella misma “no, neta, a mí no me gusta eso que les cuelga, a mí no me late, a mí no me gusta un niño”.

Los hoyuelos de sus cachetes aparecieron una vez más mientras comentaba que en la secundaria decía: “¡ah! ¡no manches! ¡está bien guapo! y estaba muy feo, pero creo que sigues el estereotipo de la gente que ves. Un día va a llegar una amiga y te dirá ‘¿ya viste al de allá? ¡está bien guapísimo! o sea velo ¡obsérvalo!’, lo volteas a ver y dices ‘ah, no, pues sí’, aunque no sea verdad.
Su semblante cambió a uno un poco más serio y agregó: “tuve un novio, pero nunca lo quería besar, nunca lo quería agarrar de la mano, a mí se me hacía feo. Para mí era un pendejo, porque para mí eso son los hombres, a lo mejor está mal mi pensamiento, no sé, pero yo siempre he pensado eso”.

Con base en la encuesta de la Asociación Internacional de Lesbianas, Homosexuales, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, para América Latina y el Caribe del 2017, el 12 por ciento de la población considera que la homosexualidad debería ser un crimen.

“En mi opinión, la sociedad siempre se encarga de marcar los estereotipos a seguir y, en muchas ocasiones, será erróneo. Siempre existirá alguna persona que diga ‘yo no pasé por esa etapa en que me gustaba mí mismo sexo’, por favor, eres un pendejo en cualquier momento de tu vida, aunque tú digas que no te gustó tu amiga o tu amigo, por la misma cercanía de la amistad te atrae una persona de tu mismo sexo”.

Agregó: “la gente te juzga por cualquier cosa, que si eres chaparrito, que si eres gordito, que si eres flaco, que si tu nariz… O sea, por cualquier cosa. Le comentaba a mi mamá, que por ser lesbiana no quiere decir que iré ahorita a la tienda y diré ‘hola, Me das un kilo de huevo y… ¡ay¡ por cierto, soy lesbiana'. No cumplo con el estereotipo de una chica con rasgos refinados, tengo un cuerpo cuadrado y piel morena; las personas usarán mi aspecto para juzgarme por ser lesbiana, para preguntar si 'yo soy del hombre en la relación'”.

Natalia Muñoz expresó que nunca ha sido discriminada en algún establecimiento cuando sale con alguna pareja, pero asegura que ha evitado hacer escenas afectivas o expresar sus sentimientos, para mantener el respeto a las demás personas y evitar incomodidades. Asimismo, opina que referirse a los homosexuales como “La comunidad LGBT+” es una forma de excluirlos de la sociedad, pues no son una comunidad apartada, sino parte de un conjunto.

Naturalmente, en los individuos existe el temor al aislamiento. Este aislamiento se produce cuando una persona es detectada como diferente y fuera de lo que se constituyó como una base en la que intervienen las creencias e ideologías consideradas "normales". Por lo cual, Natalia siguió ocultando sus preferencias: el miedo al rechazo, y por ende al aislamiento, por parte de su familia y amigos.

La joven estudia la carrera de Nutrición en la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), pertenece a un grupo de danza donde también realizan obras de teatro en el Centro Cultural Azcapotzalco de manera regular. Comentó que ella hubiera querido estudiar en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), pero a pesar de sus dos intentos no logró conseguirlo.

Para la joven, la marcha del Orgullo LGBTT+ es una manera de exhibirse, pues las personas que asisten, en su mayoría, van “a hacer su relajo”. No le parece la mejor forma para exigir derechos, aunque reconoce que a muchos les encanta dicha marcha. Asimismo, también está a favor de los matrimonios igualitarios, lo exige por la igualdad que conlleva y por otros, más no porque ella quiera casarse.

La cara de Natalia Muñoz cambio a un semblante triste, su mirada fue desviada a los objetos de su recamara en varias ocasiones mientras decía lo siguiente “era mi mejor amigo de la escuela, le contaba todo y él a mí. Pasábamos por la misma situación, el mismo miedo de confesar nuestras preferencias. Llegamos a pensar en suicidarnos por la misma represión que sentíamos, pero él lo llevo a otro extremo…”.

“Él consumía drogas… Un día llegó muy mal a la escuela, ambos coincidimos en que lo mejor era que se fuera”. Natalia Muñoz hizo una pausa, tomo aire y continúo “más tarde su mamá me marcó para preguntarme si sabía algo de él, le conté lo que había pasado y decidí ir a buscarlo. Teníamos un lugar en específico para ir donde nunca pasaba gente, así que decidí ir a buscarlo ahí…”.

Los ojos de la joven se pusieron rojos, su voz sonaba triste pero ella intentaba mantenerse seria, continúo “estaba en dicho lugar, pero ya no pude hacer nada por él, murió por una sobredosis. Nunca sabré si fue por el miedo a confesar que era homosexual o si se le pasó la mano”.


El amigo de Natalia Muñoz se sentía como un bicho raro, el pez que no pertenecía a ese lugar; el acontecimiento de su mejor amigo fue lo que impulsó a Natalia a confesarle a su mamá sobre sus preferencias sexuales y, en dado caso de ser rechazada, no permitir que eso terminara con su vida.

“Existen muchos suicidios porque las personas no aguantan pasar ese tipo de carga solos, es la manera fácil de solucionar todo. Yo lo logré, pero fue difícil… Aprendí a ser valiente y vivir mi duelo sola, a respetarme y quererme como soy; cada uno debe aprender a ser maduro”, expresó Natalia Muñoz con un semblante serio y sin desviar la mirada.

La joven se considera una persona feliz, acepta que es lesbiana, pero eso no le ha provocado que pierda a personas importantes en su vida, “no va a temblar mañana porque lo sea”. Ser lesbiana no me ha cerrado las puertas, me cambió porque aprendí a ser más fuerte, maduré y me esfuerzo en estudiar para demostrar lo que soy.

“La sociedad no está preparada para un cambio tan drástico como este. La sociedad no se imagina en un mundo donde yo salgo a pasear a mis hijitos al parque porque vivimos en un país machista, empezando tan solo con el gobierno, nunca tendremos una gobernante mujer, nunca sobresaldrá una mujer en ese aspecto”, concluyó Muñoz.

La carga cultural con la que contaba Natalia influyó en su visión acerca de externar sus pensamientos, sentimientos y emociones para hacerlos parte de una realidad, que durante un tiempo trató de evadir.


Fotos Cortesía. Natalia Muñoz




Bookmark and Share

Leer más...

ALBERCA OLÍMPICA DESTACA EN LA INTERMUNICIPAL NEZAHUALCÓYOTL

Por Yessica Mariana Esquivel Rojas
Ciudad Neza, Edomex (Aunam). La competencia intermunicipal Nezahualcóyotl reunió a nadadores de 10 a 24 años de cuatro centros acuáticos que se dieron cita en la Alberca Olímpica del Estado de México para disputar las competencias de los cuatro estilos: crol, dorso, pecho y mariposa. Los nadadores provenían de la Alberca “Virgencitas”, “Zona norte” y “Domo Metropolitano”.


Las gradas estaban ocupadas en su mayoría por gente que apoyaba a los de casa, pero los nadadores de la categoría master de la Zona norte llegaron a los pocos minutos de iniciada la competencia para apoyar a los más jóvenes con porras y cánticos durante todo el evento.

Melanie López, integrante del equipo de la Alberca Olímpica, disputó su primera competencia en la que subió al podio en las cuatro oportunidades; a sus escasos 13 años, dijo sentirse emocionada y motivada para que esta sea la primera de muchas competencias: “Ahora que tengo la experiencia, me siento más preparada por que ya no me cuentan, ahora yo lo cuento”.

En los 50 metros mariposa, López logró el tercer lugar a pesar de que no era un estilo que dominara por completo, pues solo dispuso de un mes para perfeccionar su técnica: “no iba tan rápido pero traté de deslizarme bien, ir constante en los primeros 25 metros y cerrar con todo”.


Melanie López (izq.) Mildred García (centro) Erika Montiel (der.)

“Imaginé que iba nadando con Kevin, que era un entrenamiento más” dijo la nadadora de 13 años, quien vio desde las gradas la actuación de su amigo Kevin de los Santos Plata en la categoría de los 17 años; el competidor de la Alberca Olímpica logró subirse al podio en dos ocasiones, junto con su compañero Emiliano García Linares.

En la categoría de los 15 años destacó el representante de la Zona norte, Luis Colmenares Medina quien subió al podio en las cuatro oportunidades; su actuación más destacada fue en los 50 metros pecho donde ganó el primer lugar seguido de Nicolás Zavala (Alberca Olímpica) y Ricardo Nava (Alberca Olímpica).

Los representantes de la Alberca Olímpica se pelearon la mayoría de las competencias con la zona norte, sobre todo en la categoría de los 19 a 24 años donde sobresalió Kevin Galván García de 20 años quien ganó el primer lugar en las cuatro pruebas, donde su más cercano rival era Alan Cruz Cerón de la Zona norte quien tuvo que conformarse con la segunda posición.




Bookmark and Share

Leer más...

sábado, 29 de diciembre de 2018

CARRERA POR GALLETAS

Por: Claudia Roldan.
Ciudad de México (Aunam). A las siete de la mañana en punto sonó el disparo de salida que dio inicio a la Primera Carrera Oreo en México, indicando a hombres y mujeres mayores de 16 años el arranque de la competencia.


La carrera proporciono lugar a un máximo de cuatro mil 500 personas, que pagaron cuotas de entre 350 y 400 pesos para participar. Algunos de los inscritos a la justa deportiva perdieron su oportunidad para competir pues no asistieron en el lapso estipulado para recoger su kit que incluía, por ejemplo, su número y playera.

El evento fue en el Circuito Gandhi – Reforma en la Ciudad de México. Los ganadores de la carrera realizaron el recorrido de cinco kilómetros en aproximadamente 25 minutos, corriendo aproximadamente mil metros cada 60 segundos.

Con el fin de garantizar la salud de los participantes, aquellos que no concluyeron la carrera en el tiempo máximo (una hora) fueron recogidos y llevados a la meta por el vehículo oficial de Emoción Deportiva, organizador del evento.

A pesar de que el premio no fue en efectivo, mucha gente participo motivada por la recompensa. Los ganadores absolutos de la competencia de la rama femenil y varonil recibieron un premio en especie y un trofeo. Del mismo modo, aquellos participantes que se registraron antes del 11 de noviembre recibieron una medalla conmemorativa con la forma de la popular galleta.





Bookmark and Share

Leer más...

viernes, 28 de diciembre de 2018

MARCHAN POR RESPETO A LA TRADICIÓN DE PALENQUES, JARIPEOS Y CORRIDAS

Por Erika Aline Espejel Terrón
Ciudad de México (Aunam). En medio de pasodobles y vítores, cientos de personas marcharon en defensa de los espectáculos taurinos, peleas de gallos y jaripeos que, según la iniciativa presentada en el Congreso por la diputada Leticia Varela Martínez, podrían ameritar multas hasta de 700 mil pesos.


Bajo los potentes rayos solares de medio día y al son del Huapango de Moncayo, inició la caminata encabezada por el Grupo de Tauromaquia Mexicana, seguido de dos distintivos gallos de pelea y el contingente integrado por matadores, novilleros, subalternos, empresarios, ganaderos, galleros, charros y aficionados cuyo objetivo era entregar un pliego petitorio al entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en el que solicitaban “respeto a sus tradiciones y fuentes de empleos”.

El llamado fue dado a conocer desde distintos portales como el de la Asociación de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares, en unión con la Asociación Nacional de Tradiciones Mexicanas, quienes convocaron la marcha para el martes 27 de noviembre a las 11:00 horas en el Monumento a la Revolución.

Durante la caminata hasta Chihuahua 216 en la colonia Roma Norte, donde está ubicada la casa de transición de López Obrador, podían escucharse vítores como: “¡viva la fiesta brava y las fuentes de trabajo!”, ¡vivan las corridas de toros!”, “¡taurinos unidos jamás serán vencidos!”, “¡toreros!”, “¡toros y cultura, trabajo y libertad!”, los cuales iban acompañados de pancartas en las que se destacaba la importancia de incluir dichas tradiciones en el nuevo proyecto de Nación.

“Las peleas de gallos, corridas de toros y charrerías son una tradición cultural de México, no por un partido opositor se nos va a quitar nuestra fuente de trabajo”, podía leerse en una de ellas.


Ante la tercera iniciativa presentada ante el Congreso de la Ciudad de México para prohibir la violencia contra los animales, el integrante del Grupo de Tauromaquia Mexicana, Salvador Arias, expresó que las minorías culturales deben ser respetadas, tomadas en cuenta y no ser discriminadas por las autoridades, ya que éste tipo de actividades “forman parte del patrimonio cultural inmaterial de un grupo de mexicanas y mexicanos, el cual se constituye en un derecho fundamental que debe ser protegido y respetado en los términos que establece nuestra Constitución”.

Rubén Ávila, subalterno en la Plaza de Toros México hasta 2016 y asistente a la marcha, manifestó su entusiasmo ante la respuesta que obtuvo dicha convocatoria: “la finalidad es hacer entender, sobre todo a los políticos anti taurinos, que necesitamos respeto a nuestra afición, que al mismo tiempo, es parte de la cultura en México”.

Agregó que, ante todo, pide respeto hacia su libertad de escoger lo que le gusta en la vida, respeto de expresión y respeto ante lo que ama y dedicó 25 años de su vida: la fiesta brava.





Bookmark and Share

Leer más...

MUSICALIZAN LOS ROBOTS UNIVERSALES ROSSUM AL FARO DE ORIENTE

Por: Gonzalo Sosa Maldonado
Fotografía: Beverly Gil Morales
Ciudad de México (Aunam).- Los Robots Universales Rossum (RUR) es un grupo musical que aborda el género conocido como electrónica contemporánea, presentaron en la Fábrica de Artes y Oficios (FARO) de Oriente, un modelo cultural perteneciente a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.


La presentación tuvo lugar cómo parte de la última interpretación de los domingos infantiles dentro del FARO. Interpretaron de Kraftwerk canciones como; The model. Computer love, Radioactivity, Showroom dummies y Robots. Al igual que dos piezas que los niños compusieron llamadas Caperucita y Hansel&Gretel, finalizaron con la canción de New Order llamada Blue Monday.

El grupo RUR está integrado por siete niños los cuales tienen entre 10 a 16 años y cuyos nombres son: Zoé, Valentina, Max, Daniel, Omar, Jair y Dónovan. Uno de ellos Daniel, ha sido alumno del FARO durante 9 años, donde empezó con música de teclado. “El profesor José Ramírez me preguntó que si quería colaborar con un proyecto de música electrónica y con los alumnos que se tenían en ese momento se formó un grupo que se llamó Electronics Music”, comentó Daniel.


Max tras tres años en el taller de música recibió la invitación del profesor José Ramírez para escuchar a la banda y posteriormente unirse si llegaba a gustarle, cosa que sucedió. El mismo Max invitó a Omar al grupo, mientras que los otros Zoé, Valentina, Jair y Dónovan han sido los últimos en llegar y los más chicos.

Estos son los niños que integran RUR, nombre que fue inspirado de la novela homónima de Carel Kapek, e interpretan música rusa, alemana y mexicana, con piezas como Tchaikovsky, Varese y Kraftwerk.







Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 27 de diciembre de 2018

WATERPOLO EN LA CONMEMORACIÓN DE MÉXICO 68

Por: Nahomi Carolina López Ramírez
Ciudad de México (Aunam). Como parte de una conmemoración, con alegría, entusiasmo y festejos; en la Alberca Olímpica de Ciudad Universitaria jóvenes nadadores conmemoraron los 50 años de los juegos olímpicos de México 1968, en donde se homenajeó al Equipo Mexicano de Polo Acuático que participó en dichas olimpiadas con un encuentro de diversas disciplinas.


En el homenaje participaron miembros de equipos representativos de la Universidad Nacional Autónoma de México de natación, como lo son: nado con atletas, clavados, polo acuático y nado sincronizado. En cada rubro se realizaron demostraciones de diferentes estilos y modalidades.

Además, dos representantes de la Dirección General de Deporte Universitario (DGDU) de la UNAM otorgaron un reconocimiento a cada uno de los siete integrantes que asistieron al evento e integraron la selección de Waterpolo de México 68: Daniel Gómez, Sergio Ramos, Óscar Familiar, Carlos Morfín, Virgilio Botella, Juan García y Rolando Chávez.

El polo acuático o Waterpolo es una competición en piscina donde participan dos equipos, cada uno conformado por seis miembros y un portero, que se diferencian con el color del gorro y cuyo objetivo es anotar el mayor número de goles en la portería contraria. Un partido de este tipo tiene cuatro tiempos, cada uno de ocho minutos.

De acuerdo con la página de internet de la DGDU, los miembros de la selección de Waterpolo de la máxima casa de estudios entrenan tres horas diarias y compiten con selecciones de otras instituciones educativas de toda la República Mexicana en el Circuito Nacional de Polo Acuático, certamen avalado por la Federación Mexicana de Natación.





Bookmark and Share

Leer más...